FGJ CDMX ordena no otorgar averiguación previa contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre

La Unidad de Asuntos Internos de la FJG-CDMX ordenó no determinar la averiguación previa contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, esto no cierra el proceso en su contra 

Regeneración, 16 de septiembre de 2020. La Unidad de Asuntos Internos de la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México (FGJCDMX) ordenó no determinar la averiguación previa en contra de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

No se cierra el proceso en su contra

Esto por presuntamente dirigir una red de trata y prostitución, sin embargo, esta decisión no detiene, ni cierra el proceso en contra del también llamado Rey de la Basura.

Lo anterior se ordenó luego de que la defensa de Gutiérrez de la Torre denunció “actuaciones dolosas” por parte de la autoridad que lleva este caso.

LEER MÁS:  Sheinbaum respalda la decisión de la FGJCDMX de reabrir el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez

La Unidad de Asuntos Internos emitió una recomendación en el sentido de que la autoridad ministerial encargada de la indagatoria, no puede realizar la determinación correspondiente, “hasta en tanto se efectúe el estudio técnico jurídico de la multicitada pesquisa”

Cabe recordar que en el mes de julio, el exlíder priista promovió un amparo, el cual fue admitido a trámite por Erik Zabalgoitia Novales, juez Décimo Cuarto de Distrito de Amparo, y con el cual el priista busca que la Fiscalía capitalina cierre la indagatoria en su contra.

A principios de septiembre, el juez décimocuarto en Distrito de Amparo de Ciudad de México determinó la reapertura del expediente de Gutiérrez de la Torre, acusado por la presunta red de prostitución que operaba desde las oficinas del PRI local.

LEER MÁS:  Sheinbaum respalda la decisión de la FGJCDMX de reabrir el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez

La fiscala capitalina, Ernestina Godoy, informó que de acuerdo con las pesquisas en contra el exlíder priista, que datan del 2014, se determinó que las investigaciones fueron deficientes y se falló a las víctimas.

Y acusó que durante los estudios técnicos se identificaron declaraciones de las víctimas insuficientes, actos innecesarios contra los declarantes, omisión de averiguación previa, la cual provocó retrasos en la recuperación de pruebas, así como una deficiente búsqueda en la red de vínculos realizados por la Policía de Investigación de la extinta Procuraduría General de Justicia del entonces Distrito Federal, entre otros.