Honduras, represión y protestas vs presidente, en EU lo acusan de narco

Honduras. En gigantesca protesta, hondureños exigen la salida del Presidente. Fiscalía de Nueva York lo acusa de narco. Segundo día de protestas y represión policial

Manifestación en Honduras contra presidente narco
Honduras, movilizaciones contra presidente narco

Regeneración, 7 de enero de 2019. Honduras, la crisis política se recrudece en el país centroamericano, ello tras las renovadas protestas en contra del presidente Juan Orlando Hernández. El dia de hoy se vivieron multitudinarias marchas y confrontaciones.

«Un verdadero campo de batalla», señalaron en redes sociales.


Mediante una multitudinaria protesta los hondureños exigieron este martes la salida del poder del gobernante, Juan Hernández.

Las movilizaciones ocurren luego que la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, lo identificara como co-conspirador del narcotráfico.

Además se le acusa de recibir $ 1.5 millones de dinero de la droga para su campaña política en el 2013.

Protestas masivas

La masiva protesta, fue convocada por la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación-

A la convocatoria se sumaron estudiantes, obreros, dirigentes comunales, sociales y militantes y autoridades de los partidos políticos de oposición.

“Fuera co-conspirador 4” (CC-4) coreban en la movilización, debido a que es el nombre con el que el gobernante hondureño ha sido identificado por la Fiscalía de Nueva York.

LEER MÁS:  Provoca tres muertos y 100 mil evacuados incendios en California

Tal como consta en el expediente de su hermano, Juan Antonio “Tony” Hernández, acusado por cargos de narcotráfico.

Lo anterior informó el portal local Criterio.

La publicación señala que las acciones de protestas se realizaron de manera simultánea en otras ciudades del país.

«La más apoteósica fue la Tegucigalpa, que salió desde la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) hasta el centro de Tegucigalpa», indicó el portal.

Más medicina, menos cocaína

“Más medicinas, menos cocaína”, coreaban los manifestantes para exigir la salida de Hernández, acusado de narco.

El presidente de Honduras, además de ser señalado por narco en los Estados Unidos, localmente ha sido denunciado de participar, junto a su núcleo familiar, en el saqueo de varias instituciones del Estado.

Dicho saqueo habría servido para sus campañas políticas y uso particular.


En junio de 2015, la población exigía en las calles la instalación de una misión internacional anticorrupción.

En ese contexto, Hernández confesó que su campaña política de 2013 recibió fondos de las empresas que participaron en el latrocinio al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

LEER MÁS:  Argentina: 16 millones de pobres con el modelo Macri-FMI

Ante la presión popular, el gobernante pactó con la Organización de Estados Americanos (OEA) la instalación de una misión contra la corrupción.

Dicha Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) entró en operaciones en abril del 2016.

Precisamente la semana pasada la misión pidió el aseguramiento definitivo de propiedades y empresas que participaron en un saqueo a la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Esta investigación se conoce como “Caso Pandora”.

En este acto de corrupción se implicó a Ana Rosalinda García Carías, esposa del gobernante.

Esto como socia de una de las empresas que participaron en el robo de fondos públicos.

La primera dama y otros miembros de la familia presidencial están vinculados a las organizaciones sin fines de lucro FUNDEIH y FUNDEIMH.

Desde donde se habría drenado fondos del Estado mediante programas de asistencia social.

“El hecho que la gente esté en las calles, es que realmente esta situación se ha vuelto totalmente insoportable para la mayor parte de los hondureños”.

Dijo el economista Hugo Noé Pino, a Criterio.

LEER MÁS:  Colombia, violencia estructural: el 1% de los propietarios posee el 80% del territorio

El académico y expresidente del Banco Central de Honduras, manifestó que es importante aclarar que no se trata de acusaciones de un narcotraficante.

Subrayó:

«Quien señaló la implicación de Hernández en el narcotráfico, fue el fiscal de Nueva York con base a documentos presentados en el juicio de Tony Hernández».

“Definitivamente, creo que este es el momento que se le deje de hacer daño a Honduras a la economía, a la democracia, a todos los hondureños y Juan Orlando Hernández se haga a un lado”.

La gobernabilidad en Honduras pende constantemente de un hilo, ya que cada vez que a Hernández se le imputan cargos, la ciudadanía sale a las calles.

Lo anterior como consecuencia de un gobierno impuesto por los Estados Unidos, que dió golpe de estado contra la autoridad democráticamente electa.

El gobierno de Carlos Orlando Hernández ha derivado en uno de las más grandes saqueos neoliberales, en beneficio de una minoría de familias encumbradas.