Compartir

El municipio de Tlahuelilpan, donde se incendió una toma clandestina el fin de semana, había tenido otros cuatro incendios en años pasados.

Regeneración, 21 de enero de 2019. El municipio de Tlahuelilpan tiene un alto porcentaje de manipulación de ductos desde el 2016, y desde entonces, hubo cuatro incendios de tomas, dio a conocer el director de Pemex, Octavio Romero.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el directivo indicó que desde el 2016, hubo 70 tomas clandestinas en dicho municipio.

“El municipio de Tlalhuelilpan en el estado de Hidalgo, lo cruzan 4 sistemas de transportes de ductos, en una longitud promedio de 6 kilómetros”, explicó.

“Tomas clandestinas reparadas en Tlahuelilpan en el 2016, 6; en el 2017, 38; en el 2018, 23; en el 19 llevamos 3, de un total de 70 en estos años”.

LEER MÁS:  Éxito vs huachicoleo, producción estable e inversión sin deuda: Pemex

Durante estos años, Hidalgo pasó a ser el estado en el que más combustible se ha robado.

“En esta gráfica podemos observar que en el 2016 Hidalgo tuvo 344 tomas clandestinas; ese año Puebla fue primer lugar, con mil 533; seguido de Guanajuato, con mil 309. Para el 2017, Hidalgo ya estaba con mil 064 tomas clandestinas, sin embargo Guanajuato fue el primer lugar con mil 852, seguido con el tercer lugar, Puebla”, indicó Romero.

“En el 2018, Hidalgo fue primer lugar, con 2 mil 121; y Puebla segundo lugar, con 2 mil 072”.

Toma clandestina tenía alta presión aunque se cerró ducto

En un informe técnico de las condiciones de la toma clandestina que provocó la tragedia de Hidalgo, Juan Francisco Rivera Cavazos, subdirector de Transporte de Pemex Logística, indicó la alta presión que había en el ducto.

LEER MÁS:  A subasta avión Cessna Citation que Emilio Lozoya usaba como taxi

“En el momento del incendio había pemex premium”, dijo.

“la presión de columna que había en el punto que es de casi 7 kilogramos por centímetro cuadrado; a eso nos enfrentamos ese día, a pesar de que el ducto estaba suspendido, había una presión importante de siete kilos que teníamos que controlar para poder sofocar el incendio”.

Durante su exposición, presentó las válvulas de baja presión que son usadas por los grupos delictivos para manipular los ductos de Pemex.

“Son válvulas de bronce para baja presión 150 libras por pulgada cuadrada, y eso ha originado gran cantidad de tomas clandestinas controladas porque no son las especificaciones que tienen que utilizar, eso también para nosotros como técnicos, representa un gran riesgo de atención de las mismas”, señaló.

LEER MÁS:  Juez retira suspensión a Emilio Lozoya, ahora puede ser capturado

El director de Pemex, también detalló sobre este asunto: “Desde el primer momento que tuvimos conocimiento de este asunto, se cerraron los ductos, se seccionaron las válvulas para evitar un desastre mayor”

“Aún así, ya se explicó que a pesar de que se cerraron los ductos, se seccionaron las válvulas, el tramo de los 14 kilómetros de Tula, tiene una pendiente cercana a los 100 metros, la presión seguía siendo muy alta”.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook