Científicos del IPN crearon una mascarilla nasal que no pretende sustituir al cubrebocas tradicional, su objetivo es minimizar los contagios de Covid-19

La cubierta nasal puede utilizarse con el cubrebocas 

Regeneración, 9 de enero de 2021. Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon una mascarilla nasal, cuya función es proteger al paciente para evitar más contagios de Covid-19.

La mascarilla nasal fue pensada para utilizarse en actividades donde se debe mantener la boca descubierta, como beber, comer o asistir a una cita odontológica.

Los investigadores la nombraron Mask Eating. Este modelo de mascarilla nace de la necesidad de más medidas sanitarias que eviten la propagación del coronavirus.

La Mask Eating pretende ser una medida sanitaria para evitar más contagios

La creación de la mascarilla nasal

El coordinador del proyecto, el doctor Gustavo Acosta Altamirano mencionó en un comunicado que el uso de cubrebocas está comprobado para evitar contagios.

LEER MÁS:  Con semáforo verde, UNAM anuncia regreso a clases presenciales

Bajo la premisa del uso de cubrebocas, se espera que la Mask Eating se convierta en una barrera efectiva para evitar el paso de aerosoles por la vía nasal.

El doctor Acosta Altamirano es especialista en Inmunología y menciona que la Mask Eating es una aportación importante para la disminución de contagios.

“Se podrá contar con mayor protección, sobre todo cuando es difícil mantener sana distancia (en restaurantes, vuelos de larga duración o citas odontológicas)” añadió.

El equipo está conformado por Eleazar Lara, Ana María González, Guadalupe Sepúlveda, así como las pasantes de la UNAM, Fernanda Camarillo y Valeria Juárez.

El doctor Acosta Altamirano mencionó la importancia de esta aportación

La fabricación y distribución de la Mask Eating

El comunicado señala que la mascarilla nasal fue confeccionada con materias primas de la más alta calidad para inhibir el traspaso de aerosoles.

LEER MÁS:  Arranca el lunes vacunación de adolescentes con comorbilidades en CDMX

El equipo del IPN se encuentra en pláticas con una empresa para llevar a cabo la producción de la mascarilla nasal y así ponerla al alcance de la sociedad.

Otra característica de la cubierta nasal es que puede utilizarse junto con el cubrebocas y se adapta a la forma de la cara de las personas.

La mascarilla nasal ya cuenta con registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) con el expediente MX/E/2021/010797.