Compartir
Michoacán históricamente ha sido uno de los principales epicentros ideológicos de movimientos y luchas sociales.
Las expectativas puestas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, llegan a través de una acumulación de la irritación social. Foto: Especial.

Por: Javier Lozano*

Regeneración, 17 de mayo del 2019. La declaratoria de hechos, nos muestra una nueva oportunidad política y sociocultural a través de un gobierno emanado de la izquierda;  la narrativa que tuvo su apogeo en el presidencialismo hegemónico, dejo un profundo vacío, marginación y pobreza a través las políticas neoliberales que fueron implementadas por los últimos ex presidentes de la República.

Las expectativas puestas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, llegan a través de una acumulación de la irritación social; del malestar colectivo que fue producto del cancerígeno ejercicio político de los últimos años.

El clima que se ha generado, muestra una predisposición por erradicar la cultura de la corrupción, del nepotismo, de la demagogia, pero también de la falta de oportunidades: sobre todo en los sectores populares más necesitados.

El motor de este principal triunfo, se fundamenta en: las constantes luchas de la sociedad; de las corrientes progresistas que se constituyeron en la etapa del periodo posrevolucionario; de los grandes liderazgos de los movimiento estudiantiles; de los líderes sindicales que fueron perseguidos por el sistema dominante; de las distintas corrientes de opinión cuya doctrina era ponderar el desarrollo de un país que garantizara los servicios universales.

Más allá de una definición, de una militancia y de unas siglas, debemos respaldar las distintas directrices que ha estructurado AMLO, por que durante años, esperamos con ansias el triunfo de una nueva corriente; porque ahí están depositadas las esperanzas de un cambio de forma y de fondo; porque ahí se enraizó todo el abanico de irregularidades de los gobiernos potentados; esta es una nueva oportunidad, una nueva etapa y un novedoso programa que visualiza grandes cambios que se sustentan primero en el bienestar de una sociedad marginada.

Es evidente que el principio que abrió la brecha y la coyuntura para que la izquierda tomara rumbo, fue precisamente la organización y movimiento de masas que permitieron desplazar la conciencia de una sociedad que fue sumisa ante el dominio de un sistema manipulador, corrupto y tramposo con los procesos democráticos; diría Julio Hernández: una sociedad anestesiada por la manipulación de los medios de comunicación serviles al poder.

LEER MÁS:  "Celebro que den la cara": AMLO sobre marchas en su contra

Los cuadros que fueron formados más allá de un partido político, se identifican con la inexorable doctrina que prioriza las condiciones y carencias de una sociedad que ha resistido por años las ataduras de un sistema y una partidocracia que patológicamente se empoderó bajo una plataforma política que le brindaba el estado; sobre todo en poder, enriquecimiento y sometimiento a las clases más vulnerables y frágiles de nuestro país, bajo la premisa, de valerse de su condición social.

El paradigma que rompió las barreras del dominio: fue la emancipación de las conciencias; de la empatía con las causas justas; del progreso social a través de una dirección progresista.

Es por ello, que está esta histórica etapa, es el momento de esa sociedad, que ha decidido romper con ese estereotipo partidista, cuya narrativa se fue alejando cada vez más de la realidad inminente de una sociedad con ganas de salir adelante.

Michoacán y el eslabón perdido

Michoacán históricamente ha sido uno de los principales epicentros ideológicos de movimientos y luchas sociales; cuna de personajes que han impulsado una transformación democrática como: Morelos, Melchor Ocampo y Lázaro Cárdenas.

En la actualidad, hemos vivido la alternancia y la transición de distintos gobiernos que no han dado seguimiento algunas políticas públicas indispensables.

En la actualidad según datos del consejo nacional de las políticas de desarrollo social, el 55. 3% de la población vive en pobreza; así mismo, el 9.4% en extrema problema.

Esto nos habla de una desigualdad social y un atraso en las políticas que deberían impulsar el desarrollo social, económico, educativo y el campo que es uno de nuestros principales potenciales; así mismo, somos de los últimos lugares en aprovechamiento escolar según datos de organismos de evaluación.

Desde hace algunos años, se ha agudizado el problema con las organizaciones sindicales, en el especial con el magisterio de la CNTE; no han existido una plataforma integral que garantice la democratización de la educación, a pesar de que el actual gobierno impulso el programa de reformas de EPN.

LEER MÁS:  AMLO firma plan de movilidad por ferrocarril en Monterrey

Ahora, la nueva reforma que se publicara en el diario oficial de la federación, es el centro de atención por su contenido; no trata de empoderar a los distintos gremios, ni mucho menos violar la autonomía sindical, sino garantizar un proyecto que requieren los distintos ambientes educativos, sobre todo en las mejoras laborales.

El actual gobierno estatal, ha perdido la dirección del reconocimiento que le dieron la mayoría de los michoacanos en tiempos de campaña; utilizar el término de resultados, nos arrogaría una tendencia claramente a la baja en temas de desarrollo social y educativo; ahora, los resultados que esperamos se sustentan en indicadores que no han tenido un crecimiento debido a la inoperancia del rubro.

Aprovechando la tesitura de este espacio informativo, algunos profesores solicitaron que mediante este mecanismo de comunicación, se difundiera una problemática ahora que el gobierno federal le ha apostado al fortalecimiento del sistema educativo en nuestro estado; buscan la interlocución con las autoridades para resolver algunas dificultades que han tomado un curso complejo por la nula apuesta presupuestal de este ejercicio, que ha quedado supeditado al escaso avance de algunos subsistemas educativos del nivel medio superior y superior en Michoacán.

El avance importante que se tuvo en materia educativa entre el vínculo que estableció el gobierno federal y Michoacán, coadyuvaran en la resolución de una problemática que se había agudizado por la falta de certeza en los pagos a la base magisterial del nivel básico; sin embargo, hay muchas instituciones educativas y subsistemas que en el ejercicio y la práctica, carecen de un programa de acciones que enriquezcan su funcionalidad y operación para el proceso de formación que muchos docentes han empeñado en sacar avante.

Esta premisa explica las carencias que ha sufrido uno de los subsistemas más nobles del estado de Michoacán, el cual se manufacturo por la necesidad tacita de llevar educación a los jóvenes más necesitados de las localidades más lejanas que constituyen los distintos municipios del estado de Michoacán.

LEER MÁS:  AMLO: "Ningún maestro gana más que el presidente", era para desprestigiar

El Telebachillerato Michoacán se ha traducido en la esperanza de muchos adolescentes que quieren orientar una meta; este subsistema ha logrado incidir en que muchos alumnos emigren hasta el nivel superior, gracias al trabajo y al desempeño pedagógico que realiza sus docentes.

El sindicato de esta institución (SUTTEMAB), ha dirigido la búsqueda a través de los mecanismos con las autoridades gubernamentales, sobre todo educativas, por una serie de problemáticas que has expuesto a través de distintas mesas de trabajo: para lograr la interacción de una solución a las demandas que han constituido un retroceso en la calidad educativa del subsistema.

El abanico de elementos inciertos, se fundamentan el adeudos a las aportaciones del IMSS, ISR e Infonavit, lo que ha imposibilitado que los trabajadores soliciten las prestaciones de ley y de vivienda; estos adeudos hacienden a más de 60 millones de pesos.

Por este medio, los docentes hacen un llamado a las autoridades federales para que volteen haber también la problemática que persiste en otros ambientes educativos; sería bueno que el delegado federal: Roberto Pantoja pudiera entablar pláticas y puentes con el gremio sindical del SUTTEMAB y poder brindarles salidas que permitan enriquecer también el subsistema que carece de infraestructura y personal docente.

Michoacán tiene depositada la esperanza en este nuevo gobierno; la educación es una de sus acciones a través de la creación de nuevas universidades. El Telebachillerato es el escalón para llegar a ese nivel; por eso hacemos un llamado.

Agradezco a los maestros que se acercaron a un servidor para ser el interlocutor de este mensaje; sabemos que Regeneración es un órgano que pondera las causas justas; esta, es una de ellas.

Nos vemos la próxima semana.

Saludos desde Morelia, Michoacán.

 

*Profesor de Nivel Superior desde hace 9 años. Originario de Morelia, Michoacán. Colaborador del seminario Presencia de Michoacan y los portales electrónicos Changonga.com y Metapolítica.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook