Compartir

Llaman a bloquear la ley Peña-Pichardo, tumbar la privatizante ley hídrica de CDMX, construir comités, movilizarse y lograr Ley de Aguas que México necesita 

Regeneración, 15 de agosto del 2018. La Asociación Agua para la Vida, Agua para todos, lanzó su iniciativa de defensa del agua y la gestión popular del vital líquido en México, para bloquear la Ley Peña-Pichardo, tumbar la privatizadora Ley Hídrica de la Ciudad de México, lograr la aprobación de la Ley de Aguas “que México necesita”, todo ello por medio de la movilización popular y la construcción de Comités en Defensa del Agua.

Para Agua para la vida “este año se decidirá en manos de quiénes quedarán las aguas de México”.

La organización explica que el 8 febrero 2012, se reformó el 4o Artículo Constitucional para reconocer el derecho humano al agua y exigir una Ley General de Aguas que tendría que sentar las bases para la participación ciudadana, junto con la gubernamental, con el objetivo de lograr el acceso equitativo y sustentable a este vital líquido.

Desde esta fecha, ha estado avanzando un fuerte proceso participativo y auto-organizado en todo el país, para consensuar y promover la Iniciativa Ciudadana “Agua para todxs”, para cumplir con este mandato constitucional.

Por ello, renovaron sus iniciativas de movilización para “lograr su defensa y buen manejo”.

Y detallan cada uno de los objetivos de esta etapa de movilización y organización tal como lo enunciamos al inicio de la nota.

Tumbar la Ley Pichardo  

 

El Diputado Ignacio Pichardo (PRI), Presidente de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, de manera perversa ha circulado en línea una propuesta de Ley General de Aguas que promueve la privatización de las grandes obras hidráulicas y de los sistemas municipales. Esta propuesta de ley permitiría la compra y venta de las aguas nacionales, y hasta la especulación con el vital líquido, bajo los auspicios de un “Banco del Agua”.

La propuesta de Pichardo permite explicitamente el uso de aguas nacionales para fracking, y las mineras no tendrían que obtener concesión. En dicha propuesta, se cierran las puertas a la participación ciudadana; no reconece los derechos históricos de los pueblos originarios; y limita la responsabilidad del Estado a la provisión de solo 50 litros al día (2 garrafones y medio), siempre y cuando la ciudadania pague.

Es decir, para el Diputado Pichardo y su propuesta de ley, el agua NO ES considerada como un derecho humano, un recurso vital para la ciudadanía y los pueblos.

La Constitución de la Ciudad de México que entra en vigor el 17 septiembre 2018 prohibe el lucro en la gestión del agua.

Las empresas Veolia, Suez, Gusta y Carso, y [email protected] polí[email protected] comprometidos con ellos, han estado haciendo todo lo posible para lograr la promulgación de la “Ley de Sustentabilidad Hídrica” antes de esta fecha.  De hecho, ya fue aprobada en la ALDF el 24 noviembre 2017, pero la reacción ciudadana fue tan fuerte que Miguel Angel Mancera, entonces Jefe de Gobierno, todavía con la experanza de ser candidato a la Presidencia de la República, rehusó publicar la ley, regresándola a la ALDF, en donde se queda pendiente todavía.

LEER MÁS:  Terror contra defensores del agua en Ixtapaluca (video)

En la Ciudad de México, contra la Ley de Sustentabilidad Hídrica​

La actual ALDF todavía puede volver a sesionar, y aprobar la Ley de Sustentabilidad Hídrica.” Esto permitiría a las empresas privadas firmar arreglos privatizantes a largo plazo con SACMEX ANTES de que entre en vigor la prohibición del lucro.

Así las empresas podrían demandar al Gobierno de la Ciudad para la recuperación de sus “utilidades futuras esperadas” si tomara cualquier acción, bajo la Constitución, que les afectara.

Además de permitir arreglos privatizantes, la “Ley de Sustentabilidad Hídrica” pretende:

Permitir a SACMEX CORTAR EL AGUA Y EL DRENAJE al acumular dos retrasos en los pagos (Art 61, 83).

Permitir a SACMEX fijar tarifas (Art 19), y tener la última palabra en cualquier disputa sobre cobros o cortes. (Art 17 VI).

Seguir permitiendo a SACMEX autorizar agua para nuevos megaproyectos en zonas sin agua (Art 22.XII).

Determinar ahora (bajo Mancera) las megaobras hidráulicas que tendríamos que financiar con nuestros impuestos y tarifas durante las próximas décadas (Art 22.III).

Poner a los manantiales, cauces y lagos en manos de SACMEX, aunque estén en tierras ejidales, comunales o de los pueblos (Art 109)

Permitir que SACMEX siga privilegiando la distribución hacia los grandes usuarios industriales y residenciales, a costa de zonas populares (Art 60)

 Con relación a lo antes expuesto Agua para la Vida propone una Contraloría Ciudadana del Agua que “publicará informes, opiniones, dictámenes, recomendaciones y propuestas de cambios legislativos y de políticas y programas; realizará litigios estratégicos; y se coordinará con el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anti-Corrupción”.

Ejes de la lucha por la conservación del agua

1. Democraticación Sí, Privatización No

Participación ciudadana y de pueblos en la toma de decisiones sobre el agua. Si a la participación.

Las decisiones sobre el agua en el territorio (las cuencas) se tomarían en consejos ciudadanizados y de pueblos originarios desde el nivel local hasta el nivel nacional

​Actualmente el control sobre las aguas nacionales y sobre los recursos federales el para agua están en manos del Ejecutivo, dejando el manejo de este recurso extremadamente vulnerable a las presiones de “los intereses,” y a la corrupción.

Hay agua para mineras, petroleras, agroexportadoras, pero no alcanza para pueblos indígenas o colonias populares. Hay dinero para megaobras extravagantes mal concebidas, pero no alcanza para inspeccionar y sancionar contaminadores.

Con la Iniciativa Ciudadana, las decisiones sobre acceso a aguas nacionales, obras y zonas prioritarias se tomarían en base a Planes Rectores de Cuenca.

Estos serán construidos y ejecutados por consejos compuestos principalmente por representantes de asambleas ciudadanas en torno a los sistemas de manejo del agua vitales para la vida: uso personal, soberanía alimentaria y ecosistemas. El Consejo Nacional de Aguas y Cuencas reemplazaría el actual Consejo Nacional de Cuencas; y consejos estatales democratizados reemplazarían las actuales comisiones estatales.

​Se democratizarían los sistemas municipales de agua y saneamiento.

LEER MÁS:  Por obras se quedarán 8 millones sin agua en CDMX y zona conurbada

Actualmente el control sobre los sistemas de agua y saneamiento está en manos del presidente municipal, Jefe de Gobierno o gobernador, dejando estos sistemas vulnerables a la falta de planeación y continuidad, la discriminación, la utilización política del agua, la corrupción y la privatización.

Con la Iniciativa Ciudadana, estos sistemas serían manejados bajo Planes consensados por Consejos de Administración compuestos por [email protected] [email protected] territorialmente, sin intervención partidista ni privada.  Los sistemas comunitarios y de pueblos originarios serán administrados por asambleas de sus [email protected]

No a la privatización

No a la privatización de obras hidráulicas o de sistemas municipales o metropolitanos

​Los gobiernos no podrían entrar en arreglos con corporaciones privadas que implicarían la extracción de ganancias en el manejo del agua.

En donde este tipo de arreglo ya existe, se exigirá hacer público los arreglos firmados; se asignarán fondos para realizar auditorías y se exigirá compensación para el incumplimiento de compromisos adquiridos.

No a la privatización de obras hidráulicas o de sistemas de agua y saneamiento

​Los gobiernos no podrían entrar en arreglos con corporaciones privadas que implicarían la extracción de ganancias en el manejo del agua. En donde este tipo de arreglo ya existe, se exigirá hacer público los arreglos firmados; se asignarán fondos para realizar auditorías y se exigirá compensación para el incumplimiento de compromisos adquiridos.

Tratados internacionales

No se permitiría la inclusión del agua como bien, servicio u objeto de financiamiento en tratados o acuerdos internacionales.

Se exentará el agua del Convenio con CIADI, firmado por el gobierno mexicano el 11 enero 2018, el cual permite que las corporaciones demanden al gobierno mexicano el pago de cualquier afectación a sus “utilidades futuras esperadas” que podría resultar de un cambio en su legislación o la terminación anticipada de una concesión.

2. Agua para todas y todos

Restauración de los derechos históricos de pueblos originarios

Consejos de Cuencas Coadministrados contarían con oficinas para restablecimiento de los derechos de pueblos sobre sus fuentes históricas de agua, borrados por el sistema de concesiones de la Ley de Aguas Nacionales, con la presentación de documentos primordiales, decretos presidenciales y pruebas de ocupación continua.

Acceso prioritario y equitativo a agua potable para uso personal doméstico y público

Los Planes Municipales para el Acceso Equitativo y Sustentable al Agua incluirán el reordenamiento del sistema de almacenamiento y distribución para asegurar el acceso diario al volumen de agua para uso personal y servicios públicos acordado por su Consejo de Coadministración de Cuencas.

Reconstrucción del sistema de derechos, asignaciones y concesiones a aguas nacionales

Como pre-requisito para entrar al TLCAN, la Ley de Aguas Nacionales estableció un sistema único de “derechos” a través de concesiones renovables que podrían ser compradas, vendidas y heredadas, reemplazando las formas de tenencia reconocidas en el país históricamente.  Se propone que los Consejos Coadministrados de Cuenca desmonten el agresivo proceso de acaparamiento de concesiones por parte de trasnacionales petroleras, mineras, embotelladoras y agroexportadores, para: restaurar derechos históricos de pueblos, ejidos y comunidades; garantizar agua para uso personal y para la soberanía alimentaria; reducir los volúmenes aprovechados hasta lograr la restauración de las cuencas y flujos subterráneos; y determinar, en caso de que haya disponibilidad, los volúmenes y condicionantes para otros usos.

LEER MÁS:  Sorprende Miss Michigan, denuncia contaminación de agua

Reconocimiento y apoyo prioritario para sistemas comunitarios auto-gestivos

Estos sistemas, que han sido autogestionados por sus [email protected] en zonas en donde no han llegado servicios municipales o estatales, serán reconocidos como autoridades del agua, y tendrán acceso prioritario a recursos públicos a través del Fondo Nacional para el Agua y Saneamiento.

3. Agua para la Vida. Agua para los ecosistemas

Fin a sobre concesionamiento de aguas nacionales. Fin a concesionamiento/privatización de zonas federales. Protección bajo manejo comunitario de Áreas de Importancia Hídricoambiental

 ​Agua para la soberanía alimentaria

Restauración de las dotaciones ejidales y comunales

Planes para la Soberanía y Sustentabilidad Hídricoalimentaria

Infraestructura hidroagrícola para producción social de básicos

4. Fin a la contaminación y la destrucción

Dictámenes de Impacto Sociohídrico. Autorización de un megaproyecto tendría que demostrar que no afectaría el derecho humano al agua, y que cuente con consulta y consentimiento de [email protected] potencialmente [email protected]

Transición obligatoria a formas de producción no contaminantes. Contaminadores pierden acceso al agua. Reciclaje de aguas industriales

5. Fin a la corrupción y la impunidad

Las Contralorías Autónomas del Agua. Las Contralorías serán auto-organizadas a nivel municipal, alcaldía, Ciudad de México, por cuenca y a nivel nacional, para asegurar que [email protected] [email protected] cumplan y hagan cumplir con la normatividad y con los planes y acuerdos de las instancias ciudadanizadas y de los pueblos, y recomendarán la remoción de su cargo de cualquier autoridad que incumple o que incurre en actos de corrupción, así como la Defensoría Pública del Agua y Ambiente​.


Qué son los Comités por la Defensa del Agua?

Para contar con agua de calidad ahora y a futuro, estamos teniendo que organizarnos.  ¡[email protected]

Los Comités por la Defensa del Agua nos permiten aprender de dónde viene nuestra agua, de qué calidad es, cuáles son los riesgos a nuestro acceso y qué podemos hacer. 

Al avanzar más, los Comités trabajan con especialistas locales para formar las Contralorías Ciudadanas Autónomas del Agua, siendo la base para el buen gobierno del agua en manos de comunidades y [email protected], tal como está previsto en la Iniciativa Ciudadana de Ley de Aguas. 

¿Qué puede hacer un Comité por la Defensa del Agua?

-Obtener y difundir información sobre fuentes de agua, su distribución y calidad

-Identificar y mapear problemas y posibles soluciones

-Defender derechos comunitarios frente a megaproyectos, contaminación y despojo

-Obtener información sobre la infraestructura hidráulica

-Luchar por agua de calidad

-No permitir nuevos pozos en zonas de grietas, hundimientos, socavones

-Luchar contra la privatización

-Luchar para bebederos y sanitarios dignos, especialmente en escuelas

-Vigilar contra cobros excesivos y cortes

-Iniciar procesos participativos de planeación para lograr la transición hacia la gestión sustentable del agua en la zona

-Fortalecer y defender sistemas comunitarios

-Vigilar contra la utilización política del acceso al agua, y contra la corrupción e impunidad

Mas información en Aguas para México 2018.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook