Marilyn Monroe, inteligente y culta, 56 aniversario luctuoso

Marilyn Monroe, falleció a los 36 años. Contrario a la imagen de rubia tonta, la actriz, era lectora e incluso estuvo casada con el dramaturgo Arthur Miller

Marilyn a la izquierda con su esposo el escritor Arthur Miller

Regeneración, 5 de agosto del 2019. Marilyn Monroe fue hallada muerta por su psiquiatra hace 52 años. La actriz, modelo, ícono de la cinematografía y la plástica, continúa generado controversia, y emotiva reflexión, entre otras la que señala su faceta como lectora, conversadora y relacionada con los círculos literarios.

Así el 5 de agosto de 1962, muere Marilyn Monroe. Y  algunos subrayan las incógnitas de su muerte «Unos afirman el suicidio; la mayoría un asesinato», señalan.

O, más pesimista «La verdad nunca se sabrá, pero el karma se ha encargado de los Kennedy».

No solo una rubia tonta

Sin embargo, otras voces recuperan frases que muestran a otra Marilyn, lejos de su papel de rubia tonta

“Una buena chica conoce sus límites, una mujer inteligente sabe que no tiene ninguno”, la frase es recuperada por mujeres jóvenes en redes sociales para reafirmar su independencia.

» Querer ser otra persona es malgastar la persona que eres: Marilyn», así, escrito con el apellido y la foto. Inconfundible libertad.

El fallecimiento

El 5 de agosto de 1962 Marilyn Monroe fue encontrada muerta en su casa de Brentwood con una sobredosis de barbitúricos por su psiquiatra, el doctor Ralph Greenson.

El forense del condado dictaminó un “probable suicidio”.

“La fama pasará y, hasta la vista, te he conocido, fama. Siempre supe que era voluble. Al menos la conocí, pero no le doy importancia”, decía.

LEER MÁS:  A 104 de su nacimiento, 5 frases del inigualable Tin-Tan
Una sesión fotográfica reveladora

Precisamente la revista de modas Vogue, recupera y rastrea a otra Marilyn

¿Era Marilyn Monroe una ávida lectora?, plantea la revista de modas.

Se explica que en la década de 1950, la fotógrafa Eve Arnold se encargó de fotografiar a Marilyn Monroe fuera de la imagen encasillada en la que a menudo se vio obligada.

La escena fue citado en el ensayo de Richard Brown «Marilyn Monroe Reading Ulysses: Goddess or Post-Cultural Cyborg», publicado en 1996 en el libro «Joyce y la cultura popular» y se explica:

«Ella dijo que mantuvo Ulises en su auto y lo había estado leyendo durante mucho tiempo».

«Dijo que le encantaba su sonido y que lo leería en voz alta para tratar de darle sentido, pero le resultó difícil. Ella no pudo leerlo consecutivamente».

«Cuando nos detuvimos en un patio de recreo local para fotografiar, ella sacó el libro y comenzó a leer mientras yo cargaba la película».

«Así que, por supuesto, la fotografié ”.

Así la revista de modas señala correctamente: «Si crees en las palabras de Eve Arnold, entonces Marilyn Monroe, que tenía una estrecha amistad con el autor Carson McCullers y estaba casada con el dramaturgo Arthur Miller, era una ávida lectora».

La subasta de 390 libros

Fue en el año de 1999 , cuando Christie’s subastó los efectos personales de la actriz.

Eso incluye un catálogo de 390 libros de su biblioteca personal.

Se trata de treinta biografías políticas.

LEER MÁS:  Antes del Grito, actividades culturales en el Zócalo

Además de libros de autores como William Faulkner, Joseph Conrad, Flaubert y Dostoievski, libros de poesía de William Blake y Emily Dickinson.

Incluso se subastaron una docena de libros científicos, propiedad de Marilyn.

También, tenía libros de grandes figuras literarias femeninas, escritoras que a menudo habían soportado circunstancias difíciles.

Recomendaciones para leer, de la biblioteca de Marilyn

Vogue no deja pasar la oportunidad de recomendar a sus lectores, cinco de las novelas que la actriz poseía

La balada del triste café de Carson McCullers
The Ballad of the Sad Café , publicada en 1951. Cuenta la historia de un extraño triángulo amoroso en una pequeña ciudad de EU. La historia es considerada una de las obras maestras de Carson McCullers, quien también resultó ser una amiga cercana de Marilyn Monroe.

Las dos mujeres se conocieron inicialmente en 1955, en el Hotel Gladstone en la ciudad de Nueva York.

El portátil Dorothy Parker de Brendan Gill y Dorothy Parker
Este impresionante libro es una recopilación de todas las cosas escritas sobre y por la autora estadounidense Dorothy Parker. Periodista exitosa de Vogue, Vanity Fair y The New Yorker.
Parker era famosa por sus conmovedoras críticas, humor negro y fuertes creencias políticas (cofundó la liga antinazi de Hollywood y fue un objetivo del FBI durante la «caza de brujas» comunista de Joseph McCarthy).
My Antonia de Willa Cather

La tercera novela de la serie «La trilogía de la pradera», My Antonia de Willa Cather es la historia de la improbable reunión entre Jim, un huérfano de Nebraska, y Antonia, una hija de inmigrantes checos recién establecidos en los Estados Unidos. Willa Cather ganó un Premio Pulitzer en 1922 por su novela «Uno de los nuestros».

LEER MÁS:  Lástima de trol: Twitter permitirá ocultar respuestas ofensivas

Fue considerada una de las escritoras más importantes de su tiempo. Marilyn Monroe también poseía una copia de Lucy Gayheart, otra novela de Willa Cather.

Novelas de Colette
 Específicamente, seis cuentos que la escritora francesa denominó sus «pequeñas novelas»: Cheri, The Last of Chéri, The Other Woman, Duo, Cats y Claudine.
Entre las historias, Cheri es sin lugar a dudas la más emblemática del espíritu de Colette, lo que demuestra su talento como escritora prolífica, observadora profunda y perfeccionista refinada.
Horacio Guarany, su amigo

Otra de las facetas poco conocidas es su amistad con Horacio Guaraní, compositor sudamericano, libertario, investigador de culturas populares y con creación propia.

La canción es todo emotividad:

«Era tan pura, como la misma nieve, golondrinita, juguete de los mares.
Tenía un río de amor en sus ojeras y una esperanza que nunca pudo ser…»

cargando...