Compartir

Aunque Peña Nieto lanzó un discurso bonito, no presentó ninguna acción que realmente lo sustente, lo que dijo.

 

Regeneración, 13 de abril de 2018.- ‘Palabras huecas’, fueron las que dijo Peña Nieto en su mensaje al país, pues ya pasó una semana y el mandatario mexicano no ha enviado ninguna nota de protesta al Departamento de Estado de Estados Unidos, como dictan los códigos diplomáticos.

Según la periodista Dolia Estévez, en su artículo titulado “Palabras Huecas”, para Sin Embargo, Peña Nieto hizo lo que en el pasado han hecho otros mandatarios súbditos: una simulación que incluso puso haber sido “palomeada” por Jared Kushner, quien se reunió un día antes con Luis Videgaray para “dar seguimiento a temas clave”.

LEER MÁS:  Trump decide cancelar la reunión con Putin en Argentina

“Uno de esos ‘temas clave’ fue precisamente explicarle al yerno (de Turmp, Kushner) que Peña no podía quedarse callado ante la furia de su suegro contra México y los mexicanos”, escribió Estévez.

“No es nuevo que Washington tolere la retórica antiestadounidense de sus súbditos. Lo ha hecho en el pasado siempre y cuando fuera para consumo interno de los mexicanos”.

Estévez recuerda en el artículo que en 1972, antes del discurso de Luis Echeverría ante el Congreso, informó personalmente al presidente Richard Nixon que “estaría un poco bravo” y que “no sería un discurso diplomático”, a lo que el ex presidente estadounidense habría contestado “good”.

LEER MÁS:  Donald Trump felicita a AMLO; 'trabajaremos bien', dice

Para la columnista, el discurso de Peña es una farsa política que busca darle oxígeno al PRI y a José Meade.

“El mensaje de Peña–que absurdamente levantó elogios de una parte de la comentocracia y de los candidatos presidenciales—tuvo poco que ver con Trump. Su objetivo fue incitar el antiyanquismo que todo mexicano lleva en su ADN para tratar de darle oxigeno a José Meade en un contexto en el que el candidato oficial no da color. Peña no tiene nada que perder jugando la carta anti Trump. Va de salida”, indicó.

LEER MÁS:  Peña Nieto se equivocó más de una vez en evento del T-MEC (Videos)

“Los gobernantes son lo que hacen, no lo que dicen. Si sus palabras no van acompañadas de acciones, entonces no dicen nada. Imposible creer a alguien lo que dice cuando su comportamiento es incompatible con sus palabras”, sentencia Estévez, y en el caso de Peña, no ha realizado ninguna acción que sugiera que quiere poner significado a sus palabras, contrario a ello, Peña disolvió la Caravana Migrante que tanto mencionaba Trump en sus tuits.

Vía Sin Embargo.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook