México no romperá relaciones diplomáticas con Bolivia: Segob

Bolivia. La secretaria de Gobernación subrayó que la declaratoria de persona non grata por parte del país andino es solamente en relación con Teresa Mercado.

Regeneración, 30 de diciembre de 2019. Luego de que la embajadora de México en Bolivia, Teresa Mercado, fue declarara persona non grata por la nación sudamericana, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Córdero dijo que México no tiene intención de romper relaciones diplomáticas con Bolivia.

«Nosotros, hasta ahorita la ser no tiene la intención de romper relaciones diplomáticas con Bolivia y va a continuar relaciones, solamente es la persona de la embajadora (la declarada no grata)», dijo en conferencia de prensa.

Operaciones con normalidad
Este lunes, Sánchez Cordero reiteró que las operaciones de la embajada de México en Bolivia seguirán con normalidad, ya que, dijo «habrá personas encargadas de negocios y lo que se está sugiriendo a María Teresa es que regrese a México para su seguridad y comodidad personal».
La secretaria de Gobernación indicó que se tomó nota de la declaratoria como persona non grata hacia Teresa Mercado.
Respecto a algunas reacciones de partidos políticos e incluso algunos funcionarios y personajes como el ex presidente Felipe Calderón, la funcionaria respeta «mucho lo que digan los del PAN, los del PRD, estamos actuando con un gran profesionalismo y sin improvisaciones de ninguna especie».

________________________________________________________________________

Embajadora mexicana abandona Bolivia por motivos de seguridad
Bolivia declara persona non grata a Teresa Mercado, mientras que Gobierno de México señala que se trata de una “decisión política” y reconoce labor de embajadora


Regeneración, 30 de diciembre de 2019. Con el fin de resguardar su seguridad e integridad, el Gobierno de México instruyó a la embajadora en Bolivia, Teresa Mercado, a que regrese al país, luego de que Bolivia la declarara persona “non grata”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó este lunes que la embajada seguirá operando con normalidad al quedarse al frente Ana Luisa Vallejo, jefa de la cancillería de la misión diplomática.

LEER MÁS:  Mienten sobre supuestas camionetas de AMLO, eran de Eruviel

El Gobierno de México recordó que la embajadora Mercado, quien ingresó en el Servicio Exterior Mexicano en 1982, siempre cumplió con los principios de política exterior establecidos en la Constitución mexicana y en el Derecho Internacional.

Reconocida trayectoria
Asimismo, señaló la reconocida trayectoria de Teresa Mercado, quien ha obtenido diversas condecoraciones de parte de países como Dinamarca y Países Bajos.
La decisión de su salida se toma luego de que el Gobierno golpista de Bolivia decidiera declarar persona “non grata” a Teresa Mercado así como a la encargada de negocios de la embajada de España Cristina Borreguero y al cónsul de ese país, Álvaro Fernández.
Jeanine Áñez, quien funge como presidenta interina, publicó en su cuenta de Twitter que da 72 horas para que los diplomáticos abandonen el país.

________________________________________________________________________

Drones y más vigilancia a embajada mexicana en Bolivia

Bolivia, la embajada de México reveló fotografías de drones sobrevolando la sede. Golpistas siguen guión de patriotismo derechista para ganar votos

Bolivia vigila con drones a México
Bolivia vigila con drones a México

Regeneración, 28 de diciembre del 2019. Bolivia: La embajada mexicana en Bolivia denunció en redes sociales nuevos actos de hostigamiento en contra de la delegación diplomática por parte de cuerpos de seguridad Bolivianos.

La seguridad incluye efectivos apostados en las partes altas que rodean las instalaciones.

Además se ha cerrado un cerco policiaco en torno a las instalaciones.

A lo anterior se suman vuelos de drones por parte de las fuerzas de seguridad de Bolivia.

Cabe recordar que según los tratados y convenciones internacionales, tanto las embajadas como las residencias de los diplomáticos son inviolables.

Las derechas y la democracia

No por casualidad es que el representante internacional del gobierno de facto «Tuto Quiroga» haya declarado, entre otras cosas que el eje de la lucha por la democracia no se pelea en Venezuela sino en Bolivia.

LEER MÁS:  Fiscalía acorrala a García Luna por mentir, si compró lujoso yate y mansión

Es decir, proclama a gritos se pronuncien sus aliados. Los mismos que luchan contra la «conjura» socialista.

Desde luego un llamado a la toma de fuerza.

Por eso vuelan drones sobre la embajada mexicana ubicada en La Paz, Bolivia, en la continuación del discurso articulado por Jair Bolsonaro.

Es la falsa defensa de la patria contra el enemigo intervencionistas. Bolsonaro incendiando el Amazonas incluso acusó al gobierno francés de intervencionismo.

Las hordas frenéticas a fuerza de adrenalina: el enemigo extranjero nos ataca.

Además «Tuto» Quiroga dice que la conjura socialista de diabólicas ramificaciones lo que busca es impedir elecciones libres.

Y, desde luego, que ellos, los que tomaron el poder quemando banderas y profanando la Sagrada Biblia son los nuevos garantes de la verdadera democracia.

En Bolivia se pretenden presentar como los «puros frente al sistema socialista corrupto.

Jair Bolsonaro, en cierto modo ganó con ese mismo discurso: los anteriores son corruptos, el sistema rojo es corrupto, y incluso ganó como candidato «fuera del sistema».

Azuzar multitudes

Y por eso el tono histérico del discurso. Para mantener a golpes de emoción la tensión en el ambiente y pretendiendo generar confusión.

Pero sobre todo mantener a sus partidarios en posiciones de fuerzas frente a los procesos electorales.

La bandera roja es el enemigo declarado de Jair Bolsonaro – incluso ha señalado ante la multitud al Partido de los Trabajadores (PT) y al apasionadamente libertario Partido del Socialismo y la Libertad (PSOL).

La conjura socialista es el enemigo declarado ante la pobrecita Bolivia débil.

Y los métodos de amagos violentos y la violencia misma como símbolo de ejercicio del poder a ojos de la comunidad internacional por parte de la ultra derecha que ocupa el poder en el país andino.