Indígenas rechazan autopista Toluca-Naucalpan construida por Higa

xochiPersonal de la empresa Autovan, del Grupo Higa, entró nuevamente a las tierras de Xochicuautla, “para imponer su proyecto de muerte llamado Autopista Toluca-Naucalpan”, amparado por policía del estado de México, denunciaron comuneros

Regeneración, 4 de junio del 2015. Aunque los indígenas hñahñu lograron retirar a los invasores, prevén que policías del estado “en cualquier momento estarán sitiando nuevamente nuestra comunidad durante los próximos días”, alertaron en un boletín de prensa.

El gobierno de Eruviel Ávila mandó policías para apoyar el proyecto de la empresa Autovan, del Grupo Higa, de Juan Armando Hinojosa, señalado como prestanombres de Enrique Peña Nieto y constructor de la Casa Blanca de Las Lomas.

La carretera de pago Toluca-Lerma, de cerca de 40 kilómetros, promesa del hoy presidente Enrique Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México, afectará una porción de 22 kilómetros de bosque por más de 100 metros de ancho, que dificultará a los habitantes del lugar el libre tránsito, la recolección de alimentos y leña y el peregrinaje a sus lugares sagrados. Además, el bosque Otomí-Mexica es área natural protegida y santuario del agua de la subcuenca del Río San Lorenzo.

LEER MÁS:  Selecto grupo de empresas controlan transgénicos en México

Desde 2011, habitantes de Xochicuautla y comunidades vecinas, como Ayotuxco, denuncian la tala de árboles en su territorio, incluyendo lugares donde nacen manantiales. Armando Hinojosa Cantú, dueño de la constructora Higa, es acusado por los comuneros de Xochicuautla de ser un empresario “consentido” del presidente Enrique Peña Nieto. Ha ganado también la concesión de otros proyectos públicos en el Estado de México, como el tren suburbano Toluca-Observatorio, y es el constructor de la famosa “Casa Blanca” de la esposa del presidente.

En el amparo con número 647/2011, el Tribunal Colegiado de Toluca ordenó al magistrado del Tribunal Unitario Agrario con Distrito Nueve que anulara las asambleas que permitieron la venta y expropiación de algunas parcelas. En consecuencia, el aparcelamiento de las tierras comunitarias no es legal, y ninguna persona puede venderlas por su cuenta. Desde entonces, los ñätho intentan impedir la entrada de la empresa. No es la primera vez que la fuerza pública entra a esta comunidad para proteger a la constructora ante el rechazo de la población. En 2014 se registraron al menos tres invasiones a las tierras comunales, que incluyeron la detención de los líderes de la comunidad.

LEER MÁS:  The Economist dice que Anaya puede derrotar a AMLO, en 2014 dijo que Peña era buen presidente

El empeño de las autoridades del Estado de México por construir la autopista Toluca-Lerma a pesar de los ordenamientos judiciales que amparan a los comuneros de Xochicuautla contra el paso de la obra, se debe a que es la punta de lanza de desarrollos inmobiliarios e industriales, como plantas de empresas lecheras y la Coca-Cola, señaló a Ojarasca José Luis Fernández, del Frente de Pueblos en Defensa de la Madre Tierra.

Ante la probabilidad de violencia causada por las incursiones ilegales de la fuerza pública, “responsabilizamos a Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México, Erick Sevilla, presidente municipal de Lerma, y a las autoridades de bienes comunales Ángel Valdez Ramírez de lo que pueda suceder en los próximos días ya que puede ser una provocación planeada o violenta a nuestra comunidad indígena”, advirtieron los comuneros.

LEER MÁS:  Presidencia de Peña, la más cara de los últimos tiempos; siempre supera presupuesto

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno.

Comentar con facebook