Nueva política económica fincada en la moralidad ayudó a los desprotegidos

La pandemia de covid-19 obligó a enfrentar la crisis económica con estrategias «no convencionales»: rescatando a «los de abajo» con los programas sociales

Regeneración, martes 1 de diciembre, 2020. En su informe de segundo año de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que implementó una «nueva política económica«, «fincada en la moralidad», que ayudó a los ciudadanos desprotegidos de México durante esta pandemia de covid-19.

El desafío de la pandemia obligó a enfrentar las crisis con «entrega, eficacia y estrategias no convencionales«.

Esto, dijo, fue gracias a la austeridad en el gobierno, «sin lujo ni frivolidad», y el combate contra la corrupción, el robo de combustible y la defraudación fiscal.

LEER MÁS:  En Tamaulipas el pueblo ya decidió claman [email protected] de Morena

De esta manera su administración consiguió ahorrar 1 billón 300 mil millones de pesos en compras y contratos durante dos años de gobierno. Se evitó además aumentar la deuda del país.

Parte de este dinero ahorrado se destinó a los programas sociales para apoyar a los más pobres y marginados; la pensión para adultos mayores, para personas con discapacidad y las becas para estudiantes. Estos apoyos se elevaron a rango constitucional este 2020.

LEER MÁS:  Ayotzinapa, Dia de luto nacional, justicia pese a filtraciones: AMLO

El presidente informó también sobre apoyos a productores y agricultores mexicanos: recursos económicos a productores y pescadores, entrega de fertilizantes en Guerrero y precios de garantía. Destacó además el programa «Sembrando Vida» y «Jóvenes Construyendo el Futuro».

Sobre econoía el Presidente sostuvo que «del millón, 117 mil 584 empleos formales perdidos, ya se han recuperado 555 mil 600».