Nueva Zelanda es una opción: Padre de Julian Assange solicita asilo político para su hijo

Barns, Shipton y Craig Tuck firmaron una carta para la liberación de Assange y consideraron que se trata de un “caso político”
Assange
Nueva Zelanda es una opción: Padre de Julian Assange solicita asilo político para su hijo

Regeneración, 5 de enero del 2021.  John Shipton, padre del fundador de Wikileaks, Julian Assange, solicitó a Nueva Zelanda asilo político para su hijo luego de que la Corte británica rechazara la solicitud de extradición de Estados Unidos.

El abogado Greg Barns, asesor de la campaña en Australia en favor de la liberación de Assange, consideró que Nueva Zelanda es ciertamente una opción.

Barns, Shipton y Craig Tuck firmaron una carta para la liberación de Assange y consideraron que se trata de un “caso político”.

El abogado aseguró que la carta es una petición a los países progresistas para que reconozcan la importancia de lo que defiende Assange y evitar que lo procesen por ejercer su libertad de expresión.

Añadió que muchos países progresistas “están preocupados por que la posición de Assange respecto a la libertad de expresión no sea criminalizada por Estados Unidos”.

También destacó la oferta de México al conceder asilo al activista australiano.

LEER MÁS:  “Mi total solidaridad”; Lula da Silva se suma a respaldo a México tras asalto a la Embajada de México

Cabe señalar que este lunes, la jueza británica Vanessa Baraister rechazó la extradición del australiano de 49 años por razones médicas.

Julian Assange está acusado de delitos de espionaje e intromisión informática tras la filtración de documentos militares confidenciales sobre la intervención de Washington en Irak y Afganistán.

En mayo pasado, Estados Unidos pidió al Reino Unido su extradición por espionaje y conspiración por las publicaciones realizadas en su portal WikiLeaks.

Debido a estos delitos, Assange podría alcanzar una pena potencial de 175 años de cárcel.

LEER MÁS:  AMLO descarta juzgar por traidora a la Patria a Mónica Palencia

El australiano ha pasado los últimos diez años confinado bajo arresto domiciliario y después refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.