OMS: México primer lugar en obesidad en AL; exigen reducir publicidad de chatarra

Por ello la OMS pidió a México reducir la publicidad de los alimentos “chatarra”, especialmente la dirigida a los menores, así como aumentar al 20% el impuesto a las bebidas azucaradas y considerar un aumento al impuesto a productos de bajo nivel alimenticio.

Regeneración, 11 octubre 2017.- De acuerdo con el nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) México es el país con la tasa de obesidad más alta en adultos de América Latina y ocupa el sexto lugar en los índices de obesidad de niños y adolescentes.

La tasa de obesidad de adultos en México es de 28.9% de la población, seguido por Argentina (28.3%), Chile (28.0%) y Dominica (27.9%), entre otros países, dice el informe.

En cuanto a la tasa de obesidad en los niños y adolescentes (entre 5 y 19 años de edad), México ocupa el sexto lugar de la región con un 14.8% de la población, seguido de Bahamas con 17.3, Argentina (16.9), Chile (15.2), Dominica (15) y República Dominicana (15).

Por ello la OMS pidió a México reducir la publicidad de los alimentos “chatarra”, especialmente la dirigida a los menores, así como aumentar al 20% el impuesto a las bebidas azucaradas y considerar un aumento al impuesto a productos de bajo nivel alimenticio.

LEER MÁS:  Crecimiento ganadero y cultivo de palma acaban con bosques y selvas mexicanas

“Una de las cosas que recomendamos para combatir la obesidad en México es la restricción del marketing y de la publicidad de esos productos (“chatarra”), especialmente los mensajes que van dirigidos hacia los niños que son muy fácilmente influenciables”, comentó Juana Willumsen, Oficial Técnico del Departamento de Enfermedades No Transmisibles.

La experta, quien participó en la realización del informe, habló de la gran influencia que ejercen en los menores las campañas de publicidad y promociones con dibujos que vienen en paquetes de cereales, galletas, y otros alimentos, ya que de dicha manera empiezan a ser fieles consumidores.

“Hay países que han gravado productos sin valor nutritivo, altos grasas y azúcar y se ha notado la reducción de su consumo”, comentó Willumsen.

Reconoció que desde que México aumentó un 10% el impuesto a bebidas azucaradas, el consumo bajó un 6% en los primeros 6 meses, y hasta 12% a finales del mismo año.

Además del aumento de impuestos, también es recomendable incentivar un cambio de dieta hacia verduras, frutas y alimentos frescos, para ayudar especialmente a las personas con bajos ingresos.

LEER MÁS:  Niega canciller ruso intrusión de Rusia en elecciones de México

La OMS calculó en 166 millones de niños y jóvenes obesos en el mundo, de los cuales 42 millones son menores de 5 años y 124 millones entre 5 y 19 años.

Un informe conjunto de la OMS con el Imperial College of London publicado la víspera del Día Mundial de la Obesidad señala un aumento de diez veces el número de obesos en el mundo durante las últimas cuatro décadas, especialmente en los países de bajos ingresos.

De seguir dicha tendencia, para 2022 será mayor el número de niños y adolescentes obesos que los jóvenes de bajo peso, advierte el documento.

De 1975 a 2016 las tasas de obesidad en los niños y adolescentes del mundo aumentaron de menos del 1% (5 millones de niñas y 6 millones de niños) a casi el 6% en las niñas (50 millones) y casi el 8% en los niños (74 millones). Otros 213 millones tenían sobrepeso en 2016, pero por debajo del umbral de la obesidad.

“Durante las últimos cuatro décadas, las tasas de obesidad en niños y adolescentes han aumentado a nivel mundial (…) Los niveles de obesidad permanecen inaceptablemente altos”, comentó a los medios el profesor Majid Ezzati, líder de la investigación.

LEER MÁS:  Diabetes y enfermedades del corazón, principales causas de muerte en México: Inegi

Una generación de niños y adolescentes crecerán obesos y con mayor riesgo de contraer enfermedades como la diabetes, en parte debido a que los alimentos saludables son más caros.

“Necesitamos otras maneras de hacer más accesibles los alimentos saludables y nutritivos en casa, especialmente para las familias y comunidades más pobres”, concluyó.

 

Con información de Reforma y OMS

Comentar con facebook