#Opinión: Los ricos también odian

Por Miguel Martín Felipe

RegeneraciónMx.-El triunfo del movimiento que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador se concretó en las urnas el 1 de julio de 2018, pero sin duda se fraguó en gran medida dentro de las redes sociales.

Durante muchos años se afianzó un amasiato entre la facción hegemónica de la política y los poderes fácticos. Tal vez vale la pena reparar en estos términos para ponernos bien en contexto.

Según Antonio Gramsci, la hegemonía es la preeminencia de un poder sobre la población o instituciones. Durante décadas la hegemonía fue ostentada por el PRI y sus bases junto con el PAN como rival a modo para la puesta en escena de la “democracia” mexicana. Con el paso del tiempo, más concretamente después del ascenso al poder de Salinas y el neoliberalismo, entraron en juego los grandes corporativos, más aún con la firma del TLCAN en 1992 y su entrada en vigor en 1994, así como las sistemáticas privatizaciones que apuntaban a reducir al Estado a poco menos que un florero. Ellos son el poder fáctico, aquel que se ejerce en los hechos.

Al amparo de todo este status quo se formó una generación de niños privilegiados que se regodean entre las mieles de un sistema que les permitía estudiar en universidades privadas, especializarse en el extranjero y tener a su disposición todas las prebendas posibles. Cuando pienso en Carlos Alazraki y Tere Vale se me figuran un poco a los personajes de Las batallas en el desierto, pues al igual que Mariana, Tere Vale, eterna comunicadora del régimen priista, procreó a Nicolás Alvarado en un affair con Miguel González Avelar, quien fungió como diputado y secretario de educación pública dentro del mismo régimen. Carlos Alazraki, por su parte, fue un niño rico como Carlitos, cuya infancia y adolescencia transcurrió entre los círculos exquisitos de la comunidad libanesa y la conexión con el star system de la época, pues fue amigo desde la infancia tanto de Vale como de Luis de Llano, productor de Televisa y mano derecha de Azcárraga Vidaurreta desde los tiempos de Telesistema Mexicano.

LEER MÁS:  Natalia Alcocer, feminicidio anunciado, acusa a excuñado de Peña Nieto

Alazraki ha fundado un sobreproducido canal de YouTube para dar cabida a lo más rancio del anti-obradorismo. Mayoritariamente encontramos a personas de 50 años en adelante que despotrican de maneras, algunos irónicas y otros supuestamente elaboradas y fundamentadas, en contra del presidente y todo aquel que ose apoyarlo. Alazraki, con su cada vez más cacofónica voz, sostiene que Atypical Te Ve es “el canal de política para no políticos”, como si el resto de la oferta en YouTube estuviese dirigida a especialistas en el rubro.

Lo que trasluce detrás de este eslogan, cuya vacuidad no sorprende si revisamos el historial de Alazraki como publicista, es que simplemente apuesta a explotar los prejuicios de clase que subyacen en una cierta franja de la población que tuvo la oportunidad de formarse académicamente y que creció con la firme convicción de que su carrera se debe a un esfuerzo que debe ser reconocido en todo momento por quien sea, así como a una inequívoca superioridad intelectual. En otras palabras, viejos clasistas sin verdadera formación política y negacionistas del conflicto social convencidos de que AMLO es un presidente para “jodidos” que no los representa por falta de glamour y porque piensa en los pobres antes que en ellos.

LEER MÁS:  “Presenta pruebas”; internautas se lanzan contra Gibran Ramírez por supuesta “censura” de la 4T

Aparte de Tere Vale, desfilan por este espacio Beatriz Pagés, Ángel Verdugo, Francisco Martín Moreno, Ricardo Rocha y Javier Lozano, entre otros. Una colección de oligarcas trasnochados que se aferran a “los buenos tiempos” del PRI que ya no volverán.

No dejo de celebrar la pluralidad y la libertad de expresión, que permiten alzar la voz desde cualquier trinchera. Sin embargo, la historia y el sentir popular dictarán el destino de espacios como este, que existen para recordarnos que nuestra lucha no da tregua. Sigamos transformando al país desde el humanismo y la pluralidad.

Sigue a Miguel Martín en redes:

Twitter: @miguelmartinfe

YouTube: Al Aire con Miguel Martín

Facebook: Miguel Martín Felipe Valencia