#Opinión: Tenemos en nuestras manos el mandato: la revocación de mandato ¡va!

“Si así no lo hicieran, que el pueblo se los demande”.

¿Por qué nos sale tan caro la democracia?

Por María Lachino

RegeneraciónMx.- Hagamos una encuesta muy básica a cinco de nuestros mejores amigos o familiares y preguntémosles, si estuvieron o no de acuerdo con el desempeño de los últimos tres Ex Presidentes (Enrique Peña Nieto; Felipe Calderón y Vicente Fox Quesada). Al menos, cuatro de éstos afirmarían categóricamente que “no”, entonces formularía mi segunda pregunta: ¿por qué los seguimos manteniendo en el poder? La respuesta es muy sencilla, porque no existía una ley que impidiera su permanencia al frente de la Presidencia de la República.

El año pasado el 14 de septiembre del año 2021, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la “Ley Federal de Revocación de Mandato”, es decir, es una ley que efectivamente es reciente, la cual  reglamenta la “revocación de mandato” del Presidente de la República, pero además regula y garantiza el derecho político de los ciudadanos para solicitar y votar respecto a la continuidad o no, de quien encabeza actualmente el Poder Ejecutivo y de los posteriores Presidentes que tenga este país.

Hace un par de meses se generó una polémica muy fuerte de la opinión pública de ¿por qué llevar a cabo una consulta ciudadana, si ésta salía muy cara?; o ¿por qué gastar millones de pesos, si la popularidad de López Obrador era buena e iba creciendo? ¡Imagínense! que esta misma ley se hubiese publicado el sexenio de Enrique Peña Nieto, ahí si nos hubiese salido muy barata la “Consulta Popular”, que con datos del Instituto Electoral de México nos costará 3,830 millones de pesos.

LEER MÁS:  “Ya no les sirve”; Noroña sobre juicio en contra de García Luna en EE.UU.

En el sexenio pasado nos hubiésemos ahorrado mucho dinero:  “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” con un valor de USD 7 millones; “Los desvíos millonarios de Odebrecht”, con un monto aproximado de 10. 5 millones de dólares y la “Estafa Maestra”,  con desvíos de más de  3 mil millones de pesos, cantidades que sin duda, afectan el erario público del país, cifras que superan la organización y gastos de Consulta Popular.

Después de una serie de inconformidades que el INE manifestó por no contar con el presupuesto necesario y de haber promovido una demanda de controversia constitucional,  ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación , y ésta mandato continuar con el proceso de Revocación de Mandato. El INE se vio en la necesidad de hacer un ajuste presupuestal y de costo de revocación de mandato.

LEER MÁS:  Opinión: Gabriel Quadri; De lo espeluznante a lo ridículo

Es así que el INE ha anunciado que derivado de una revisión de firmas, éstas alcanzaron el 3% de respaldo ciudadano en 21 estados de la República, se organizará la consulta de Revocación de Mandato del Presidente de la República, por pérdida de confianza.

Es así como acciones nefastas, poco éticas y de gente que llega a la Administración Pública, sin escrúpulos, es menester, sacarlas a “patadas” del poder a través de los instrumentos de Participación Ciudadana y del cumplimiento de leyes, como la “Ley Federal de Revocación de Mandato”, Independientemente que seamos o no “Obradoristas”; “Pejistas”; “Fifis”; “Derechairos”; “Chairos”  o de “La Cuarta Transformación”,  esta Consulta Popular que se aproxima para el 10 de abril de este año, nos conviene participar y salir a votar.

Sin embargo, no debemos perder de vista, que debemos aprender de ésta, ya que será un referente, de las posteriores “Consultas de Revocación de Mandato”, que se llevarán a cabo los próximos sexenios. Por ello, sigamos organizándonos y participando en las decisiones del gobierno.