Porky detenido en España dijo que gobierno lo usó como distractor

Acusó de extorsión al padre de Daphne; asegura que el gobierno pagó para la difusión de su caso como distractor; pidió no ser extraditado y ser juzgado en España.

diego-cruz-a

Regeneración, 26 de octubre 2016.-  Uno de los miembros de “Los Porkys”, Diego Cruz Alonso de 21 años, que fue detenido en Madrid acusado de violar a una menor en México, se negó a ser extraditado ya que, según él, la acusación es una “elaborada extorsión” por parte del padre de la joven.

Durante la comparecencia ante la Audiencia Nacional de España, Cruz Alonso contó que el padre de Daphne le sacó un arma, los amenazo de muerte, les pidió dinero a cambio de no denunciarlos y los obligó a grabar un video disculpándose por la violación de la que se declaró “cien por cien inocente”.

LEER MÁS:  69 años de cárcel a policía que asesinó a dos de sus compañeros

La agresión habría tenido lugar en enero de 2015, en México, sin embargo, fue denunciada hasta mayo.

De acuerdo a la versión de Cruz Alonso, el padre de la víctima  espió a los acusados de violación varias semanas, percatándose de que eran familias adineradas y después los extorsionó con ayuda de un socio que los citó en su despacho.

Relata, Diego Cruz, que ese día el padre les dijo que si no depositaban 4 millones (moneda sin especificar), los matada a todos y después los obligó a grabar el mensaje de disculpa.

Explicó ante autoridades españolas, que la extorsión tuvo mucho eco en los medios mexicanos al tratarse de una época electoral y que la difusión fue pagada por el gobierno para distraer a la ciudadanía, lo que sucede en México.

LEER MÁS:  Le iban a donar ropa para su bebé en Veracruz y ya no regresó a su casa

Llorando, pidió ser juzgado en España para que el juicio tenga un desempeño limpio.

El joven, se había inscrito desde noviembre del año pasado a la Universidad de Madrid, no obstante, fue hasta marzo de 2016 que se trasladó, por este motivo, la Fiscalía Española apoyó la extradición, ya que consideró que el viaje de Cruz fue un intento de evasión de la justicia mexicana.

En México, Cruz Alonso enfrenta cargos de “pederastia tumultuaria”, por lo que podría enfrentar una pena de entre 12 y 40 años de prisión.

Con información de Sin Embargo.