Compartir

Los trabajadores deben participar en las elecciones  del país, las clases populares, victimas de la violencia institucional y social, están  cansados de los malos tratos, de la  perpetua inestabilidad en los derechos laborales, la ausencia de poder adquisitivo en la canasta básica.

Por Jesús Cortés Hernández 

Regeneración, 07 marzo 2018.- En últimas fechas,  todas o casi todas las organizaciones de izquierda se han enfrentado a una pregunta definitoria o al menos decisiva. ¿Apoyar o no la candidatura de Andrés Manuel López Obrador? 
Mucha agua ha corrido desde que el tabasqueño compitió por primera vez por  la presidencia y es hoy  la opción que más oportunidad tiene para llegar a este cargo, dejando claro que la Izquierda ya ha ganado este espacio en el 2006. Sobre esta línea, los sindicatos también se encuentran en la disyuntiva de elegir, participar o en su caso, abstenerse. 
Los sindicatos son y serán, la representación de la Clase Trabajadora  y cómo sector deben valorar y sopesar qué papel desempeñan y cómo influir bajo los intereses de clase, la mejora de los derechos laborales, impedir que avancen las reformas laborales, el mejoramiento de las condiciones sociales  y el respeto a la independencia sindical suelen ser los principios que en general los sindicatos buscan para el país.

En este momento, varias organizaciones (principalmente obreras y populares) han dado un apoyo o mostrado interés en participar con la agenda más progresista qué hay hasta ahora y que es ampliamente competitiva, sin embargo la UNT (Unión Nacional de Trabajadores) caso particular y los sindicatos que están adheridos a esta organización, no han declarado una postura.  Si bien continúan con una reiterada agenda de lucha y mejoramiento de las condiciones laborales, se han mantenido a la expectativa.
A lo interno, se ha visto un debate que exige una decisión de praxis obrera. Participar o seguir siendo cómplices de gobiernos neoliberales.
Dentro de las razones que varios dirigentes han dicho en la UNT así como en la FASU (Frente Amplio Social Unitario) para apoyar la candidatura de Morena, es la voluntad que ha presentado Andrés Manuel para romper con esta dinámica de corrupción que se  vive en el sistema político mexicano, la declaratoria de no ir con la reforma laboral actual y el de mejorar el salario un 40% durante este sexenio, como lo declaró su propuesta a Secretaria del Trabajo; Luisa Alcalde, son motivos importantes y de peso para que varios responsables del tema sindical, empiecen desde dentro una agenda para incorporarse de manera formal al proyecto.

LEER MÁS:  Anuncia AMLO que transparentará nómina gubernamental

Las declaraciones de ir en contra de la reforma educativa la cual varios sindicatos la han referido  como una reforma laboral en realidad, la anexión de parte importante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación,  la reciente suma de Napoleón Gómez Urrutia y por lo tanto de una parte del Sindicato Minero, han sido ejemplos de participación política por parte de sectores obreros que ven en esta candidatura una opción para romper con la dinámica neoliberal en la que se han visto atrapados

LEER MÁS:  México dice SÍ a 10 programas prioritarios; presentan resultados de la consulta

¿Pero es útil que la Clase Obrera y asalariada participe con una definición por algún candidato?  La repuesta puede venir desde la experiencia de los trabajadores y desde el análisis. 
Cómo Rosa de Luxemburgo habla en su prólogo en Reforma o Revolución: “ los trabajadores deben participar con los socialdemócratas para cambiar las condiciones de vida en la que se encuentran los trabajadores”  ese es el sentido de participación de la social-democracia,  dice Luxemburgo,  aclarando que este sin embargo no es el fin último de los obreros y sí una sociedad sin división de clases, por lo que es importante dejar asentado que no se debe confundir mejorar las condiciones sociales con “la” lucha de clases.
Desde el sentido de la praxis, nos referimos a dos actitudes que se han venido dando en el día a día y que  pueden esclarecer lo que decimos. El primero de ellos son los resultados que hubo de la división que sufrió la izquierda en Argentina, y es que aunque la Izquierda anticapitalista ganó casi más de dos millones de votos, el triunfo de Macri a venido a dar un retroceso al sistema de pensiones, así como a la calidad de vida que ya se había adquirido en los gobiernos de los  Kirchner. 
 Otra forma en la que los obreros han salido a defender y en la que se ve como es importante este sector es el gobierno Boliviano, el cual por medio de las Centrales obrera, han defendido los muchos logros sociales de los gobiernos progresistas, el gobierno del Evo Morales ha tenido un fuerte respaldo social y sindical, por lo que ha sido complejo para potencias extrajeras influir en las políticas internas de este país.

LEER MÁS:  ‘Es un honor acompañarles en este día tan histórico y especial’: Ivanka Trump llegó a México

Se debe estar de acuerdo en que bajo el análisis, la propuesta de López Obrador no rompe con el sistema capitalista, ni con la explotación del hombre por el hombre, sin embargo se debe hacer hincapié  en que a largo plazo, la propuesta que una  izquierda llegue a la presidencia del país, es de suma importancia, a futuro genera una alternativa a nuevas formas de organización, el cambio de políticas neoliberales por unas de corte social, rompe con más de treinta a años de políticas brutales de aniquilación a los derechos sociales.
Los trabajadores deben participar en las elecciones  del país, las clases populares, victimas de la violencia institucional y social, están  cansados de los malos tratos, de la  perpetua inestabilidad en los derechos laborales, la ausencia de poder adquisitivo en la canasta básica.

Y es que no se trata de sobrevivir, se trata de prosperar.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook