La activista Susana Prieto fue acusada por el fiscal de Tamaulipas de cometer amenazas y delitos contra servidores públicos, por lo que se ordenó su detención el 10 de junio.

Regeneración, 1 de julio del 2020. La activista y líder sindical de obreros de plantas maquiladoras, Susana Prieto, obtuvo la suspensión provisional del proceso, con respecto a  las acusaciones que se le imputan.

Sin embargo, Prieto deberá de cumplir con algunas condiciones para obtener su libertad, como la reparación del daño a las víctimas por 66 mil pesos y resolver el conflicto originado como motivo de la comisión de delitos.

De igual forma tendrá que evitar tener contacto con los ofendidos; dejar de frecuentar la Junta Especial No. 6 Local de Conciliación y Arbitraje; además de asistir al Tribunal cuando éste lo solicite, debiendo informar previamente su itinerario.

Así mismo, la abogada tendrá que cumplir con estas condiciones por 30 meses, de igual forma tendrá que radicar en Chihuahua por ese mismo lapso.

Estas condiciones fueron aceptadas por la defensa de Prieto, que se comprometió con cumplir con las condiciones impuestas por el Juez de Control.

Cabe recordar que Susana Prieto ha sido reconocida por encabezar huelgas y protestas en favor de mejores salarios en las manufactureras en Matamoros. Así mismo, exigió junto con trabajadores el cierre de fábricas debido a la pandemia de la Covid-19.

Por esta razón el fiscal de Tamaulipas, acusó a Prieto de cometer delitos y amenazas contra servidores públicos, así como la incitación a disturbios.