‘Represión sangrienta’ en Irán denuncia Amnistía Internacional

Irán desconectó el internet, represión en 21 ciudades. Protestas iniciaron por aumento estratosférico al precio del gas. Al menos 208 civiles fallecidos

Irán represión ante protestas
Irán represión ante protestas

Regeneración, 3 de diciembre del 2019. Irán lleva a cabo una «represión sangrienta», denuncia Amnistía Internacional. El gobierno ha sofocado las protestas contras las alzas de los combustibles de una manera no vista en décadas, de acuerdo con un informe de la organización.

Hace poco más de dos semanas, comenzaron las manifestaciones contra el aumento estratosférico del precio del gas.

Pronto se transformaron en un movimiento nacional de protesta contra el gobierno.

El gobierno actuó rápido, desconectó el internet y desencadenó lo que Amnistía Internacional (AI) describió como «una represión sangrienta» .

La organización de derechos humanos estimó el lunes, 2 de diciembre, que según «reportes creíbles», han muerto al menos 208 manifestantes en 21 ciudades.

La cancillería iraní no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios sobre el informe de Amnistía Internacional, según indicó Expansión.

Alta e imprecisa cifra de muertos

El New York Times reportó que según datos de grupos opositores, organizaciones de derechos humanos y periodistas locales, ha habido al menos 180 y es posible que hayan muerto 450 personas o más en los cuatro días posteriores al 15 de noviembre.

LEER MÁS:  Gobierno de Bolivia militariza las calles en medio de fuertes protestas

18 de noviembre: Irán apaga internet tras 4 días de protestas por gasolinazo de 300%

Irán continúan jornadas de protestas tras anunciarse la subida de los precios de la gasolina. Queman sucursales de bancos y oficinas de oración

Irán desconecta internet
Irán desconecta internet

Regeneración, 18 de noviembre del 2019. Irán. El gobierno iraní ha impuesto un bloqueo generalizado en las conexiones a Internet, incluyendo las conexiones móviles de los smartphones y la banda ancha

Las protestas comenzaron en la tarde del 15 de noviembre en Ahvaz , luego de que el gobierno anunciara aumentos en el precio del combustible de hasta un 300%.

Al menos un centenar de sucursales del banco Maskan han sido incendiadas por los manifestantes.

Mismo que suman decenas de miles de personas.

Aproximadamente mil han sido ya detenidas por las autoridades.

18 de noviembre

Los estudiantes de la Universidad de Teherán se reunieron por segundo día consecutivo para protestar por la situación actual en el país y corearon «Muerte al dictador» y «No Gaza, no Líbano, mi vida solo por Irán».

Las protestas continuaron en el barrio de Sadeghiyeh de Teherán.

Señalan que el bazar estaba repleto de fuerzas de seguridad que intentaban evitar que los bazares se declararan en huelga.

LEER MÁS:  ONU: de cada 100 empleos que se generarán por el Tren Maya, 46% serán para indígenas
Los ciudadanos de Teherán informaron que a pesar del cierre de Internet, las protestas se intensificaron el martes.

También se informaron fuertes enfrentamientos en Shiraz, donde las fuerzas de seguridad dispararon directamente contra las personas.

Las autoridades informaron que nueve seminarios islámicos y oficinas de oración de los viernes fueron quemados por manifestantes en todo el país.


Son las protestas de más envergadura desde las que estallaron en diciembre de 2017 contra la política económica del presidente Hasan Rohani.

Mismas que enseguida se transformaron en críticas al sistema islámico y al líder supremo.

En esta ocasión, las autoridades han reaccionado con más rapidez para evitar que cuajen.

Además de reprimir las manifestaciones, el acceso a Internet se ha ralentizado en todo Irán hasta hacerlo inoperativo.

En todas las zonas se ha interrumpido el servicio de móviles.

Lo que ha bloqueado la salida de nuevos vídeos e informaciones sobre la situación.

Los Guardianes de la Revolución amenazan con medidas «decisivas» ante las protestas en Irán