Se deberán ajustar cobros de inscripciones y colegiaturas: PROFECO

La Procuraduría Federal del Consumidor hizo un llamado a conciliar entre escuelas y padres de familia de acuerdo a la calidad, diversidad e uso de instalaciones.

Regeneración, 3 de agosto de 2020. A través de un comunicado, la Procuraduría Federal del Consumidor informó que “los cobros tanto de colegiaturas como de inscripciones deberán ajustarse de manera proporcional a la calidad, diversidad de servicios y uso de instalaciones”.

Se exhortó tanto a padres de familia como a colegios privados conciliar pagos e inscripciones, dependiendo del esquema que cada escuela establezca. “… Es importante subrayar que la ley no permite a la PROFECO establecer precios en ningún producto o servicio, por lo que se insiste a las partes interesadas a convenir los pagos”, se menciona.

LEER MÁS:  Congreso de la CdMx aprueba instalación de videocámaras afuera de escuelas

Ricardo Sheffield, titular de la procuraduría hizo la recomendación a los padres de familia que tienen a sus hijos en instituciones privadas, comparar y analizar a proveedores que ofrecen educación a distancia o virtual que ya existen en México.

Asimismo, en entrevista para Grupo Milenio mencionó que las instituciones que no accedan a conciliar los pagos o en todo caso restituir inscripciones, podrían ser acreedoras a multas.“Los colegios están obligados a regresar el pago de preinscripción si se cubrió anticipadamente”.

“Si yo tomo la decisión de irme del sistema privado al público, yo estoy en mi derecho de pedir la devolución de mi inscripción, y si no me la quieren devolver, hay multas que pueden llegar a 3 millones de pesos, por caso. Aparte de las multas, estamos trabajando de la mano con la SEP, y pudiera haber casos, en que la propia SEP intervenga para imponer las sanciones que corresponden a ello”, dijo.

LEER MÁS:  La gasolina más barata en Veracruz y Coahuila; la más cara en Aguascalientes y Jalisco: Profeco

Cabe destacar que muchas escuelas privadas mexicanas han reducido sus costos a raíz de la pandemia, pues son conscientes que no será la misma cantidad y calidad de servicios que podrían ofrecer a los estudiantes si el modelo fuera presencial.