Se respetará cualquier amparo, es un derecho ciudadano, AMLO

«Es un derecho de todos los ciudadanos, hay que respetar la ley, que exista un auténtico estado de derecho», AMLO sobre amparo tramitado por Interjet.

Se respetará cualquier amparo, es un derecho ciudadano, AMLO.
Regeneración, 22 de agosto de 2019. El amparo es un derecho que se respetará, sea quien sea que lo haya presentado, afirmó Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente de México. Es un derecho de todos los ciudadanos.

Lo anterior, en el marco de la conferencia de prensa matutina y a respuesta expresa sobre el amparo presentado por Interjet a la Hacienda pública.

AMLO reiteró que en su gobierno será respetuoso de la ley y el derecho “aún cuando se trate de un asunto que pueda significar una afectación a la Hacienda Pública”.

Y dijo que será la autoridad judicial quien decida si el amparo procede,

“tenemos que ajustarnos a esos procedimientos, aunque no estemos de acuerdo, siempre hay que respetar al poder judicial que es en este caso el que concede el amparo”.

El mandatario habló una vez más sobre el compromiso de su gobierno de respetar los derechos de todos.

“Es un derecho que tienen todos los ciudadanos, acudir a un amparo y hay que respetar la ley”, expresó AMLO.

Y recordó una vez más la máxima de los liberales según la cual

LEER MÁS:  Una empresa ética es la que paga impuestos, exhorta AMLO

“Al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie, es un derecho que tenemos que respetar”, dijo.

Numerosos amparos

El presidente comentó que no sólo está el de InterJet, sino que existen muchos otros contribuyentes amparados, “hasta políticos”, dijo.

Sin embargo, si bien no se violarán los procedimientos legales, explicó que “hay casos, en donde se da una especie de sabotaje legal», «no dejo de decir que es legal”, explicó.

AMLO abordó nuevamente el ejemplo del aeropuerto de Santa Lucía, del cual dijo

“Tengo que rectificar, porque estaba yo hablando de 20 amparo, pero ayer me informaron que no, que son 80”.

Amparos de Santa Lucía

El presidente exclamó: “¡Imagínense, 80 amparos!, están ahí todos los abogados del conservadurismo”.

Y mencionó a la organización de Claudio L. González, que siempre ha tenido diferencias con López Obrador, desde el tiempo de Salinas pues fue asesor de la política de Salinas y promotor de la política de privatizaciones.

“Son los que están queriendo políticamente que no cumplamos con nuestros compromisos, que quedemos mal, que no se haga el aeropuerto”, dijo el presidente.

Asunto político los amparos
El presidente dijo que el asunto de los amparos es un asunto político, no de derecho, y recordó que lo mismo que pasa con el aeropuerto de Santa Lucía

“Cuando decidimos hacer los segundos pisos, llovieron los amparos. Es un asunto más que nada político, no jurídico, es el interés de detenernos, de hacernos quedar mal”.

LEER MÁS:  Deuda en mercado de bonos, en pesos y a tasa fija: Hacienda

“No se dan cuenta que están afectando, o intentan afectar el desarrollo del país.”

Y reiteró su compromiso de resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto.
Adiós a la corrupción

“No vamos a seguir con la corrupción como ellos lo proponían, de hacer el aeropuerto en el lago de Texcoco, para que se hundiera el aeropuerto y costara miles de millones de pesos, estaba estimado en 300 mil millones.”

“Nosotros vamos a seguir con la misma política, ni un paso atrás, no vamos a permitir la corrupción, se acabó la corrupción, se acabó la asociación delictuosa del gobierno.”

Reconocimiento a empresarios

No obstante, el presidente dijo que por fortuna muchos empresarios entendienden que hace falta la honestidad y que se acabe el influyentismo y se recupere el Estado de derecho.

“Muchos nos están ayudando. Ahora con esto de los gasoductos, ahí han estado los representantes del sector empresarial”.

Reconoció que trabajaron ayer hasta las diez de la noche buscando acuerdos y no actuando de manera facciosa sino buscando que prevalezca la razón.

LEER MÁS:  Captan al prófugo César Duarte en un bar de Nuevo México

Sin embargo, dijo, “hay unos que se mal acostumbraron, desde que se decidió entregar los bienes de la nación, del pueblo, a particulares, a los allegados a quienes mandaban entonces”.

Agregó que algunos empresarios “Llegaron a sentirse los dueños del país, los dueños de México.”

El presidente expresó su deseo de que dichos empresarios recapaciten:

“Ojalá y recapaciten y entiendan que no es conveniente para nadie que siga imperando la corrupción en México.”

“Nosotros no vamos a ceder, aunque se desaten todas las campañas, abiertas o encubiertas. No vamos a ceder y vamos a seguir enfrentando todos estos cuestionamientos.”

Y una vez más reiteró que se respetará al poder judicial, y no habrá actos autoritarios, se hará valer el estado de derecho, incluso hasta “con buen humor”.

 

 

cargando...