El presidente del PRI en Puebla, Néstor Camarillo es acusado de tener
vínculos con el líder huachicolero apodado El Toñín.

Señalan al presidente del PRI en Puebla de tener nexos con huachicoleros 

Regeneración, 5 de abril del 2021. Habitantes del municipio de Quecholac señalaron al presidente del PRI de Puebla de tener nexos con líderes huachicoleros de la zona.

De acuerdo a los señalamientos, a Néstor Camarillo se le acusa de tener vínculos con Antonio Martínez Fuentes, alías El Toñín.

A través de redes sociales circula una foto donde aparece El Toñin en compañía de Camarillo, en la bendición de una camioneta de lujo.

Según los señalamientos, la foto se tomó en 2019, con lo que se comprueba la relación entre el líder priista y el presunto huachicolero.

LEER MÁS:  Si hoy fueran las elecciones, Morena ganaría 44% del Congreso de la CDMX

Asimismo, se indica que la camioneta posiblemente fue un regaló de El Toñin a Camarillo; así como un departamento de lujo ubicado en la zona residencial de Lomas de Angelópolis en Puebla.

Por lo que se especulan los intereses en la designación de las candidaturas por parte de Néstor Camarillo durante el actual proceso electoral.

Desde 2017 se señaló la presunta complicidad que existe entre Camarillo y El Toñín, cuando el primero fue presidente municipal de Quecholac.

Esto luego de un enfrentamiento entre militares y civiles armados, donde fallecieron cuatro elementos de las Fuerzas Armadas y seis civiles en Palmarito.

LEER MÁS:  México es el país con más sugar daddies en Latinoamérica

Según reportó el periódico El Universal, El Toñín tenía su centro de operaciones en este municipio, pero con protección Camarillo.

Algunos medios acusan al líder priista de llevar al tricolor a su tumba política en Puebla, por sus prácticas.

Y es que a Camarillo se le señala de vender candidaturas, tener vínculos con líderes huachicoleros y además de nepotismo.

IEM ratifica negar el registro a Morón para la gubernatura a Michoacán

San Marino único país de Europa «protegido» contra la Covid-19 por vacuna Sputnik V