AMLO sostiene que se debe pedir perdón a indígenas; ‘no pedimos indemnización’

AMLO reitera que se debe pedir perdón a los pueblos indígenas por la Conquista y exterminio.
«Pedir perdón para hermanarnos y reconciliarnos. ¿Es mucho pedir?». Asegura que no pide una indemnización por los recursos extraídos 

Regeneración, 27 de marzo del 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene que se debe pedir disculpas a los pueblos originarios.

El mandatario habló sobre la polémica generada después de que se revelara que pidió que la Corona Española y El Vaticano se disculparan por los actos cometidos durante La conquista.

En conferencia de prensa, López Obrador dijo que la reacción ante esta petición fue exagerada.

“Vamos a esperar un tiempo a que se serenen los ánimos, se me hace que hubo una sobre respuesta, se exageró mucho, lo cual demuestra también que ahí está el tema”.

«Pedir perdón para hermanarnos y reconciliarnos. ¿Es mucho pedir?», indicó.

El Ejecutivo Federal aclaró que no se está pidiendo una indemnización al Gobierno Español, que no se está pidiendo que se regrese los bienes que se llevaron a Europa durante la época de colonización.

AMLO dijo no estar enterado sobre la negativa del Papa Francisco e venir a México, sin embargo  dijo, que  se analizará la respuesta del Sumo Pontífice.»La respuesta del Vaticano lo vamos a analizar», afirmó.

El presidente recuerda cuando el Papa Francisco pidió disculpas al pueblo de Bolivia y reiteró su respeto al rey de España y al líder de la iglesia católica.Sus palabras completas sobre la polémica:

Muy bien, entonces cerramos lo de seguridad, vamos a lo general
Contestando la pregunta de Carmen, se generó polémica porque dimos a conocer que envié dos cartas, una al rey de España, otra al papa Francisco, para invitarlos, en forma respetuosa, a que la Corona Española y la Iglesia Católica reconocieran de abusos que se cometieron durante La Conquista, durante los tres siglos de dominación colonial, porque en el 2021 vamos a conmemorar 500 años de la toma de Tenochtitlan y 200 años de nuestra Independencia.

Entonces, consideramos, sin ánimo de confrontación, que es conveniente ofrecer disculpas a los pueblos originarios, porque indudablemente se cometieron abusos; pedir perdón por actos autoritarios, que se llevaron a cabo y que son conocidos, de dominio público.

Que nosotros también hagamos lo propio. En mi caso, como representante del Estado mexicano, pedir perdón por el exterminio del pueblo yaqui, porque fue criminal, fue horroroso, las deportaciones de los yaquis al sureste del país, el trato que se les dio; la represión a mayos, la represión a los mayas; y también la persecución, el asesinato a los migrantes chinos durante el porfiriato en la propia Revolución Mexicana.

Es ofrecer disculpas, pedir perdón para hermanarnos y reconciliarnos. Ese es el planteamiento. ¿O es mucho pedir?

No voy a polemizar sobre este tema, ya dimos a conocer nuestra postura, entregamos las cartas, hice el compromiso de que no las íbamos a publicar.

Desde antier se aseguró, sin pruebas, de que se habían publicado, cosa que no hicimos, ya aclaramos esta situación.
Ayer, tengo la información de que se publicó una especie de borrador, mutilado; es decir, parece que se publicaron dos hojas de cuatro que tiene la carta, sin firma, quién sabe cómo extrajeron ese borrador, ¿quién lo filtró?

No culpo a nadie, así son estas cosas. Pero nosotros no vamos a dar conocer, por lo pronto, el contenido de las cartas por respeto a los destinarios, porque hablamos ya sobre esto. Vamos a esperar un tiempo que se serenen los ánimos. Se me hace que hubo una sobrerrespuesta, se exageró mucho, lo cual demuestra también de que ahí está el tema, subterráneo, en el subsuelo.

Y también como dije ayer, tiene la parte buena el que se haya abierto esta polémica, porque nos lleva a revisar nuestro pasado, a recordar la memoria histórica y eso es muy importante, porque el que no sabe de dónde viene difícilmente va a saber hacia dónde va. Se le atribuyó a Cicerón la frase de que la historia es la maestra de la vida.

Y yo creo que tenemos que poner esto al corriente y ventilarlo, ponerlo en la superficie. Qué bien que se está polemizando sobre este tema.

La respuesta del Vaticano la vamos a analizar, no conozco sobre lo de la no visita del papa, no sabía de eso.

Él siempre va a ser bienvenido a México. Ya él pidió perdón en Bolivia, lo que estamos solicitando es lo mismo a los pueblos originarios de México, pero siempre va a haber una actitud respetuosa para con el papa y para con el rey y los gobernantes extranjeros. No vamos nosotros a pelearnos. Teníamos que atender este asunto.

A ver, yo les pregunto a ustedes: ¿Vamos a celebrar los 500 años?, ¿se celebra una conquista?, ¿se celebra una intervención? Por qué se hace una relatoría de hechos, repito, ¿se ofrece disculpas a los pueblos originarios?

No estamos pidiendo una indemnización, que nos devuelvan recursos que se transfirieron, se trasladaron a Europa. No estamos pidiendo eso, es nada más aclarar que sucedió.
Miren, Cortés ordenó el asesinato de Cuauhtémoc allá en el municipio de Tenosique en el estado de Tabasco, 1525.

Los padres de nuestra patria, Hidalgo y Morelos, fueron excomulgados y son los padres de nuestra patria. Vamos a conmemorar los 200 años de Independencia.

Entonces, no es para confrontación, para encono. ¿O qué, de plano vamos a olvidar ya nuestra historia?

Esa es una característica del neoliberalismo. Acuérdense que hay un autor famoso, el teórico de la política neoliberal que habló del fin de la historia.

Nosotros no podemos olvidar; o sea se perdona, pero no puede olvidar la historia de los pueblos.

Nosotros estamos promoviendo la Cuarta Transformación de la vida pública del país y tenemos como antecedentes las tres transformaciones que ha habido: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Entonces, no podemos olvidar. Ese es el tema.

Es que estamos en los 500 años.
Hace dos días estuve en Tabasco, porque ahí se enfrentó el ejército de Cortés con los representantes de los pueblos originarios, los mayas chontales.

Ahí se da el hecho de la entrega de ‘la Malinche’ y toda la historia de conquista.

Son 500 años para nosotros, 1519 es el inicio, 1521 es la toma de Tenochtitlan, pero muchas batallas, muchos sucesos, muchos enfrentamientos, lo que son las guerras de invasión.

Y también tres siglos de dominación colonial. Si nos atenemos a los últimos tiempos duró más la Colonia, 300 años, que los 200 años que llevamos como República independiente. ¿Cómo olvidar eso?



LEER MÁS:  AMLO destina más de 200 millones para deportistas de Lima, 2019
cargando...