Yunes. En su segundo año se detectó un presunto daño patrimonial en 46 entes estatales, entre ellas obras pagadas y no realizadas


Regeneración, 25 de septiembre de 2019. Un presunto daño patrimonial de 4 mil 500 millones de pesos se detectó en el último año del gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Asismo, se detectó un daño patrimonial en 46 entes estatales, de acuerdo con el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior, (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vásquez.

El daño patrimonial se ubicó a raíz de las auditorías practicadas al ejercicio fiscal del 2018 de la administración de Yunes Linares.

El auditor General señaló además que 125 ayuntamientos presentaron presunto daño patrimonial por un monto de 330 millones de pesos.

Al entregar los resultados de la revisión de la Cuenta Pública 2018 ante los diputados que se encontraron inconsistencias en la aplicación de recursos públicos.

Tales inconsistencias se detectaron en obras y adquisiciones, pago a prestadores de servicios, obras no terminadas y obras pagadas y no ejecutadas.

Obras sin proyecto
Asimismo, señaló volúmenes pagados en exceso, expedientes de obra incompletos o sin su proyecto original, obras asignadas sin cumplir las disposiciones legales, entre otras.
El funcionario indicó que este daño es superior al detectado en la cuenta de 2017, que fue de mil 100 millones de pesos.
Portilla Vásquez precisó que se realizaron revisiones a las cuentas públicas de 328 organismos fiscalizables.

Se revisó incluso el Sistema Estatal de Anticorrupción

Entre los entes había públicos, organismos autónomos, municipios y organismos paramunicipales, así como al Sistema Estatal Anticorrupción.
Recordó que una vez que la Comisión de Vigilancia emita el dictamen, se iniciará la etapa de investigación.
Esta etapa de revisión de las observaciones donde podría existir daño patrimonial o faltas administrativas, podría a su vez pueden derivar en denuncias penales contra funcionarios públicos.