CDMX se mantiene en semáforo naranja, pero con alerta; redoblan vigilancia a bares

La secretaria de Salud capitalina anunció que «no es momento de fiestas, convivios ni reuniones». Los panteones de CDMX estarán cerrados el 1 y 2

Regeneración, 23 de octubre de 2020. A partir del próximo lunes 26 el semáforo epidemiológico de la Ciudad de México seguirá en naranja, pero con alerta. Esto debido a que el número de hospitalizaciones se ha incrementado en los últimos días.

Sin embargo, en comparación con mayo, la cifra no es tan alarmante, por lo que sigue en naranja, informó este viernes la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum. Este semáforo naranja con alerta estará vigente hasta el domingo 1 de noviembre.

Además, informó que van a intensificarse las revisiones de bares y cantinas que estén abriendo. «Sigue estrictamente prohibida la operación de bares, cantinas, billares, y vamos a intensificar las visitas de verificación para que suceda de esta manera», advirtió Sheinbaum.

LEER MÁS:  Investigan a más gente de Mancera; FGR catea casa ligada a exsecretario particular, Luis Serna

La jefa de Gobierno indicó a la ciudadanía que diez es número máximo de personas que debería haber en fiestas o reuniones familiares. «Hemos visto que se están incrementando porque es justamente donde deja de usarse cubrebocas y sana distancia«, observó.

A pesar de lo anterior, Sheinbaum aclaró que lo preferible es «que no se hagan fiestas«. Además, ante la llegada de noviembre los panteones van a estar cerrados el 1 y 2.

Por otro lado, indicó que el número de hospitalizaciones pasó de 2,565 a 2,775 personas entre el 10 al 19 de octubre. Esto es un incremento de 23 personas al día en promedio aproximadamente. Sin embargo, en estos pasados miércoles, jueves y viernes la tendencia al alza se detuvo.

LEER MÁS:  Recuperados, 148 mil empleos más en octubre; normalidad económica tardará: AMLO

Reiteró que se debe acatar todavía las medidas precautorias: el uso de cubrebocas, la sana distancia y el lavado de manos frecuente.

«No estamos en el nivel de regresar al semáforo rojo, pero tampoco estamos en la posición de abrir nuevas actividades», destacó.

Si se da el caso de que se mantenga la alerta, se restringirán algunas actividades y habrá cambios de horarios.

Por su parte, la secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, sentenció que «no es momento de fiestas, convivios ni reuniones«.

«No podemos bajar la guardia, entre todos podemos concentrar la pandemia y transitar al otro color», pidió.