Gobierno de España dice que no consentirá una presidencia simbólica de Puigdemont

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aclaró que no se permitirá que Carles Puigdemont sea el presidente simbólico desde Bruselas. 

(12 de febrero del 2018).-Este lunes el gobierno español advirtió que “no vamos a tener contemplación” con Puigdemont “ni vamos a darle nada y menos algo que no existe”.

“Esto de la presidencia simbólica no existe, sólo sirve para darle un sueldo a este señor, que está acusado de delitos muy graves”. Y señaló que “ha huido de la justicia para no someterse a ella”.

Además, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que Puigdemont no será presidente de la Genaralitat y ha recalcado que si tuviera más respeto a Cataluña favorecería que hubiese uno que recupere la convivencia, la economía y la buena relación con el Gobierno.

LEER MÁS:  Justicia española pide cárcel para 'El Vasco' Aguirre y 36 jugadores; pudieron amañar un partido

“La vía de la unilateralidad está cerrada. Igual aún vemos en estos días coletazos desde Bruselas, pero no tiene cabida”, avirtió Sáenz de Santamaría, en una entrevista en el diario “20 Minutos”.

Insistió en que Cataluña no puede depender de los caprichos diarios del expresidente catalán y en que los independentistas deben pensar ahora en el daño que han causado. “Toca sembrar concordia y no discordia”.

Y reiteron que no habrá un gobierno en el exilio.

Por su parte, Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont ve “obviamente irregular” que varios tribunales estén investigando a la vez la “causa general” por el 1-O, lo que cree que no entenderán los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

LEER MÁS:  España, fosas comunes del Franquismo solo superadas por Camboya

En varios mensajes en su cuenta de Twitter, Cuevillas denunció que existe una “causa general” sobre el proceso unilateral a la independencia, que están siguiendo varios tribunales a la vez, lo que es irregular.

El abogado resaltó que el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que ayer tomó declaración a cinco imputados en la causa que abrió en febrero del pasado año por los preparativos del 1-O, haya incluido el delito de rebelión, el mismo por el que el Tribunal Supremo mantiene en prisión a los exconsellers Oriol Junqueras y Joaquim Forn y a los exlíderes de la ANC y Òmnium Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente.

LEER MÁS:  Futbol, Gurdiola sancionado por apoyar presos políticos catalanes

Vía EFE

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno.

Comentar con facebook