Elizabeth García Vilchis presentó en la sección “Quien es quién en las mentiras” información engañosa sobre el programa Sembrando Vida
Nado sincronizado de Loret de Mola en el Quién es quién en las mentiras
Exhiben nado sincronizado contra Sembrando Vida en el Quién es quién de las mentiras

Regeneración, 14 de julio de 2021. Este miércoles Elizabeth García Vilchis, presentó el Quién es Quién en las mentiras de la semana.

La funcionaria aseguró que la sección no cuestiona la crítica hacia el gobierno ni censura a quienes no estén de acuerdo con la actual administración.

No se estigmatiza a periodistas ni a medios

También, sostuvo que “Aquí no se cuestiona la crítica ni se censura a la disidencia, nos dedicamos a desmontar las mentiras que se difunden. Aquí no se estigmatiza a periodistas ni a medios. Si algunos de los señalamientos hechos son imprecisos o requieren de alguna aclaración, estaremos dispuestos a reconocerlo”.

Además, García Vilchis afirmó que el objetivo de esta sección es que los mexicanos se formen una opinión propia sobre las noticias que se presentan.

Habrá voluntad para reconocer datos imprecisos

Asimismo destacó que si alguno de los señalamientos hechos durante el Quién es Quién son imprecisos, siempre habrá voluntad para reconocerlo.

“No es coincidencia que los más feroces críticos de este espacio sean quienes monopolizaron la información en nuestro país”, expresó.

Nado sincronizado contra Sembrando Vida 

En la conferencia matutina de este miércoles, dio a conocer el “nado sincronizado”
de Crónica y Carlos Loret de Mola, El Financiero y Gabriel Quadri contra el programa Sembrando Vida.

Elizabeth García mencionó que el programa Sembrando Vida no falsea información, ni cifra de beneficiarios y no deforesta.

Aclaración sobre Birmex

También, aclaró que las reglas de operación de dicho programa prohíben que ingresen quienes hayan talado o realizado quema.

Además, aclaró que es falso que Birmex, haya incinerado propofol «patito» comprado en la India.

Laboratorios Biológicos y Reactivos de México adquirió el propofol en Europa y cuenta con certificaciones internacionales, y no ha incinerado una sola pieza de éste.