Negligencia y venganza: padre sustrae a menor quien desarrolla diabetes

Desde hace 8 años el padre ha contado con la protección de una jueza quien ha solapado las negligencias médicas y psicológicas del padre. La madre no ha podido ver a su hija

Menoes sustraidas por el padre, Justicia cómplice
Menores sustraídos por el padre, Justicia cómplice

Por Patricia Chandomí
Regeneración, 23 de septiembre del 2019. La sustracción hace ocho años de sus menores hijos por parte del padre y la diabetes que contrajo en consecuencia una hija sustraída, se han vuelto un calvario para la madre, Cristina Liliana Fuentes Tovar.

El padre, Jordán Ramírez Méndez, sustrajo a sus menores de Guadalajara mediante una custodia provisional de tres días.

Hasta el momento esa custodia se ha convertido en ocho años sin que los menores puedan ver de nuevo a su madre.

8 años sin poder ver a su mamá

Jordán Ramírez Méndez, padre de una menor, sustrajo a sus menores hijos de Guadalajara, Jalisco hace 8 años.

Consiguió una custodia provisional de tres días, que se han convertido en ocho años, sin que los menores puedan ver a su madre.

Liliana Fuentes denuncia:

Cristina Liliana Fuentes Tovar denunció que lleva 8 años sin sentencia: “ no me han dicho la razón por la cual me quitaron a mis hijos, mi ex esposo declaró que yo era muy mala madre porque trabajaba todo el día, y porque no sabía ni lavar ni planchar.

LEER MÁS:  A partir de enero IMSS dará consultas también sábado y domingo

Yo tenía una clínica veterinaria porque él no conseguía trabajo, pero encima de llevar dinero a la casa quería que estuviera en la casa atendiéndolo”, señaló.

Justicia sin perspectiva de género

El caso de Cristina está en el Tercer juzgado de lo familiar con la  jueza Graciela Alcázar Castañón, quien no está capacitada tal como lo mandata la sentencia 5999 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que obliga a impartir justicia con perspectiva de género.

Alcázar Castañón también lleva el caso de Gisela Prado, y de igual manera se ha puesto de lado del padre agresor.

En el caso de Cristina han perdido un exhorto se lo perdieron tres años y medio, lleva un año sin pedir pruebas psicológicas para la menor.

“En una audiencia que duró 30 minutos sin psicólogo ni tutor, la jueza Graciela Alcázar, y la licenciada del papá de mis hijos, Ana Guadalupe García Caballero y el papá de mis hijos, determinaron que no era apto que yo viera a mi hijo”. Señaló.

LEER MÁS:  Lamenta Sánchez Cordero ‘malas interpretaciones’ sobre dichos de BC

Jordan enferma a su hija y se vuelve negligente con sus cuidados

A los cinco años de edad, la hija retenida por Jordan desarrolló diabetes tipo I; el padre perdió el glucómetro (aparato que mide los niveles de azúcar en la sangre).

Le da a ingerir bebidas azucaradas a la menor, no tiene la bitácora de las inyecciones de insulina, de tal suerte que la niña ha estado tres veces internada con convulsiones.

Con amparos el padre impide que la menor sea atendida por especialista

Cristina la madre ha solicitado atención especializada de otros médicos ya que teme por la vida de sus hijos, pero el padre con amparos ha logrado impedir a la madre que a la menor la revisen especialistas en la materia.

Jordan no lleva a la niña a su control médico mínimo que es cada seis meses. La niña fue sustraída de casa de la maestra a los 2 años y 11 meses, actualmente tiene 11 años.

LEER MÁS:  Apoyaremos a Argentina para que pueda enfrentar la crisis: AMLO
Jueces cómplices

En todo momento Jordan ha contado con el apoyo de la jueza del tercer juzgado de lo familiar, Graciela Alcázar Castañón, quien no está capacitada tal como lo mandata la sentencia 5999 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que obliga a impartir justicia con perspectiva de género.

Asi mismo de su abogada, Ana Guadalupe García Caballero, ex jueza y Magistrada, hoy metida a defensora de Jordan.

Cristina lleva 8 años luchando por sus hijos,  existen valoraciones psicológicas que comprueban la alienación parental de los niños, sin embargo, Jordan ha llegado a demandar por la vía penal al personal especializado que se atreve a comprobar el maltrato de los niños.

Por lo anterior, señala Cristina, queda demostrado que el poder judicial de Chiapas no tutela el bien superior de la infancia.

 

cargando...