‘Niño Diputado’ quiere ser político para hacer lo que ellos no hacen y apoyar a su etnia

 

niño-diputado1

“Quiero ser físico y político, porque quiero hacer lo que los demás políticos no pudieron hacer por el estado, como apoyarnos, porque los recursos no llegan, se los quedan para su beneficio y no lo mandan para acá. No nos hacen caso aquí”, manifestó Ángel Jacinto Noh Tun.

Regeneración, 01 mayo 2017.- El niño diputado de la zona maya de Quintana Roo, Ángel Jacinto Noh Tun, dio vuelta al mundo con su magistral discurso en el que reprochó “el robo descarado e impune del ex gobernador Roberto Borge Angulo”, quiere ser físico, pero también político; esto último, para hacer lo que ellos no hacen, como apoyar a su etnia.

Con escasos 12 años, Ángel vive con carencias en la comunidad de Xcabil, donde estudia el 6º grado de la primaria. A diario trabaja junto a su padre en el campo, cortando leña para que cocine su madre; además, colabora en los quehaceres del hogar, en el modesto apiario de cuatro colmenas de la familia y cuidando a su hermano menor, de un año y ocho meses.

En una entrevista con el diario El Universal, el niño diputado señaló, “quiero ser físico y político, porque quiero hacer lo que los demás políticos no pudieron hacer por el estado, como apoyarnos, porque los recursos no llegan, se los quedan para su beneficio y no lo mandan para acá. No nos hacen caso aquí, porque esta pequeño el pueblo”.

LEER MÁS:  Señalan a Jorge Romero del PAN como miembro del Cártel Inmobiliario

El 26 de abril, el día que el niño maya se convirtió en tendencia con su discurso contra los políticos de su estado, las palabras retumbaron en el Palacio Legislativo, fue la culminación de un proceso de preparación que Ángel emprendió con su profesor Raúl Baez.

Ese día, el niño dijo enérgico que “la delincuencia en Quintana Roo es una cachetada, un insulto para los que amamos esta tierra”. Lo más triste, denunció, es el robo descarado e impune del ex gobernador Roberto Borge. “Tu diputado y diputada por qué no legislas para ponerlo tras las rejas, tienes miedo o ya te llegó al precio”, señaló en medio de aplausos.

Ángel no lo dice, pero en su comunidad tampoco hay señal de televisión, ni correos, ni telégrafos. Sólo existe un centro de salud con atención matutina, un jardín de niños, una primaria y una telesecundaria; además, únicamente la calle principal tiene asfalto, el resto son de terracería o cuentan con arreglos rústicos de tierra y piedras.

A pesar de ello, para el joven la mayor preocupación es la salud de sus padres, quienes anteponen su bienestar por la alimentación de él y sus seis hermanos, tres mujeres y tres varones. “Me preocupa mucho mi papá, seguido le duelen sus pies y no puede caminar. Tiene que esperar a que le pase el dolor para poder irse a trabajar y lo que gana es para que comamos. No va al médico porque no le alcanza, es un hombre dedicado a la milpa, a la apicultura. Cuando mejor le va, es cuando tiene trabajo en la albañilería”, dice.

LEER MÁS:  Avanza derogación del horario de verano, pasa al pleno de diputados

Minerva Tun Pat quién sólo habla maya y Jacinto Noh Pat, padres del menor, manifestaron su alegría y orgullo por su hijo, quién pide a su familia poder continuar sus estudios cuando termine este año la primaria.

Raúl Baez Castillo, el profesor que ayudó al niño a preparar su tema, dice que Ángel es hábil para el español y las matemáticas, además de ser un extraordinario deportista. Indica que tiene el potencial para ser un profesionista, pero que desgraciadamente están muy marginados en esa zona y “sus padres son muy humildes y se ve truncada esa parte”.

“Si el niño ya levanto la voz, les pido la ayuda de corazón para que Ángel Jacinto cumpla su sueño y no se vea truncada su educación y la de sus hermanos”, expresó el docente.

 

Con información de El Universal