Por José Manuel Fuentes

RegeneraciónMx.– El sábado pasado se celebró la sexta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ⎼la cual fue creada en febrero de 2010 por el gobierno de México y Brasil⎼ en donde destacó la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador (el tigre de Macuspana) y, al mismo tiempo, llamó la atención el discurso pronunciado, por videoconferencia, del primer mandatario chino Xi Jinping.

Comencemos por mencionar que en esta sexta cumbre de la CELAC, presidida por el presidente pro tempore López Obrador, resaltó el (nuevo) liderazgo que está forjando México en América Latina. Vale la pena destacar que esta cumbre se desarrolló en un momento de una nueva reconfiguración en la región, es decir: estamos viendo una nueva oleada de gobiernos nacionalistas y postneoliberales en América Latina.

Tal vez se preguntarán: ¿es exagerado calificar a AMLO como el primer líder en AL? ¡Para nada! E incluso el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, quien tiene una ideología neoliberal, aseguró que “todos los latinoamericanos reconocemos su incasable dedicación a la causa del continente”, asimismo, agradeció al presidente por su liderazgo.

AMLO es un líder en Latinoamérica por su gran carisma, por su nacionalismo y su visión regional. El Presidente ha exhortado, en varias ocasiones, a que Estados Unidos quite el embargo a Cuba. Por otro lado, ha insistido en la sustitución de la OEA (Organización de los Estados Americanos), pues bien, su papel, actualmente, ha sido intervencionista en países gobernados por la izquierda.

LEER MÁS:  #Video: Le dan la espalda a Margarita Zavala y le recuerdan con gritos el caso ABC

Incluso, en esta nueva oleada de izquierda, el liderazgo de México está acompañado por el presidente (argentino) Alberto Fernández, quien no pudo asistir a la cumbre de la CELAC debido a problemas internos causados por el rotundo fracaso en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Ahora bien, los tiempos geopolíticos están siendo favorables para que México continue posicionándose como líder en Latinoamérica, dado que nuestro vecino del norte, Estados Unidos, está enfrascado en una polémica (internacional) por el rotundo fracaso en Afganistán, por otro lado, está en la mira por la caótica crisis migratoria en la frontera con México.

Es un hecho que en esta cumbre de la CELAC nos deja claro que AMLO está haciendo historia, no solamente en México, sino en toda Latinoamérica. Aún quedan las esperanzas que otros países se unan a este momento histórico en la región, debemos estar al pendiente de las elecciones de Colombia, Brasil y Chile. ¡Falta mucho por ver!

Y ya para cerrar: quiero mencionar que la participación del presidente chino Xi Jinping en la cumbre, en donde destacó que China, apoya los esfuerzos de la CELAC por coordinar, según sus propias palabras, a los países de la región “para desarrollar la cooperación y afrontar los desafíos”.

Se necesita estar ciego para no ver que China está aprovechando la fractura interna en Estados Unidos y la pandemia para agudizar su influencia en América Latina y, de igual manera, seguirá promocionando su Nueva Ruta de la Seda.

LEER MÁS:  Evo, agradecido con Mexico; me salvaron la vida, asegura

A mi consideración, esta participación de Xi es una advertencia para Estados Unidos, porque no puede darse el lujo de perder a México como aliado, dado que el proyecto del istmo Tehuantepec (el canal de Panamá terrestre) es muy atractivo para el proyecto comercial de China. Por lo tanto, EU debe dejar de ver a México como su “pateo trasero” y darle un lugar digno, de igual manera, a todos los países de Latinoamérica.

Por si no fuera poco, recientemente, la Secretaría de Economía de México aseguró que dará seguimiento a la solicitud de incorporación de China al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífica (CPTPP, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es hacerle un contrapeso a EU y a Canadá en la región.

No cabe duda de que el dragón le dio un (duro) golpe a EU, cuyo objetivo es consolidarse como potencia hegemónica, pero sin utilizar la fuerza militar, como EU, sino utilizar su poder comercial, económico y tecnológico. Y yo me pregunto: ¿Biden y Harris se quedarán con los brazos cruzados?

* Estudiante de arquitectura y autor de más de un centenar de artículos de análisis geopolítico.  

Sígueme en Twitter: @JoseyyyJose

«Que puedan vivir con tranquilidad»: AMLO construirá casas dignas para habitantes del Cerro del Chiquihuite