Por rebelión piden 167 años de cárcel para independentistas catalanes

Catalanes independentistas acusados de rebelión por la fiscalía española: los presos exvicepresidente Oriol Junqueras y cinco exconsellers así como los 2 ‘Jordis’ y la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell
En otra causa, pero por el mismo delito incluyen al exjefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero

Regeneración, 2 de noviembre del 2018. Catalanes independentistas son acusado del delito de rebelión por parte de la Fiscalía española, la cual ha solicitado un total de 167 años de penas corporales para 10 personas indiciadas.

La fiscalía española pidió 25 años de prisión para el exvicepresidente Oriol Junqueras.

La acusación de rebelión también alcanza a cinco exconsellers presos, para los cuales dicha fiscalía pide 16 años de cárcel para cada uno de ellos.

Así mismo dicha autoridad solicitó 17 años de prisión para los 2 ‘Jordis’ así como para la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell, también por rebelión.

Por el mismo delito, pide 11 años de prisión contra el exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero.

LEER MÁS:  Volkswagen enfrenta juicio masivo, interpuesto por 470 mil usuarios
Las acusaciones contra los catalanes independentistas

Los cuatro fiscales solicitaron y les fue concedido por el ministerio público español, la acusación de rebelión en contra de los cabezas visibles del referéndum independentista en Cataluña.

Aunque no se señalan penas corporales para el expresidente Carles Puigdemont, quien se encuentra en el exilio, sí se le acusa de ser el principal instigador de la llamada rebelión contra España.

En el caso del exvicepresidente Oriol Junqueras, se le considera el líder de la rebelión y por ello la fiscalía pidió un total de 25 años de cárcel así como 25 años de inhabilitación absoluta durante otros 25 años y además se le acusa de malversación de fondos.

En el caso de los 5 exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Dolors Bassa, se pidieron 16 años por rebelión, un año menos que al indiciado como jefe de la rebelión.

LEER MÁS:  Sismo de 5.7 grados y tifón más peligroso en 60 años azotan Japón

Los exconsejeros también son acusados de malversación.

Los seis dirigentes catalanes antes citados llevan un año en prisión, precisamente desde el 2 de noviembre del 2018.

Para «los Jordís», 17 años de prisión, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, por rebelión  y 17 de inhabilitación absoluta.

E igual que los anteriores para la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, por considerarles también jefes o promotores, pero al estar fuera del Govern, no les acusa de malversación.

3  exconsellers acusados de maleversación de caudales:

«la Fiscalía deja fuera de la rebelión pero a los que sí acusa de malversación de caudales públicos y desobediencia (Carles Mundó, Meritxell Borràs y Santi Vila)», informó Público, con una pena de 7 años de prisión.

«Se reduciría si antes del juicio devuelven el dinero supuestamente desviado a fines ilícitos».

Mesa del Parlamento catalán acusada de desobediencia grave

Por último, para los cinco miembros de la Mesa del Parlament que tramitaron las denominadas «leyes de desconexión», Lluis Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Josep Joan Nuet — solicita 30.000 euros de multa.

LEER MÁS:  Evo Morales busca cuarto periodo, bolivianos salen a votar

Además de un año y ocho meses de inhabilitación para cargo público por un delito continuado de desobediencia grave.

La expresidenta de la CUP en la cámara catalana Mireia Boya, tendría que cumplir condena similar a la anterior.

Público, cita que los cuatro fiscales señalan que los principales promotores fueron Junqueras, Forcadell y los Jordis «en unión de otros procesados huidos», en alusión al expresident Carles Puigdemont.

El delito de rebelión

«todos ellos pretendían orillar la aplicación de la legalidad constitucional y estatutaria, con el fin último de declarar la independencia y «obligar al Estado a aceptar la separación» de este territorio»,

«Finalidad que estuvieron a punto de lograr con los actos delictivos que ejecutaron poniendo así en grave peligro el orden constitucional».

 

 

cargando...