Vladimir Putin se refirió a la crisis que vive Afganistán bajo el régimen talibán, situación que se da tras la desocupación militar de Estados Unidos.

Putin critica la “construcción de democracias” por parte de EU, tras la crisis en Afganistán

Regeneración, 20 de agosto del 2021. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, criticó la práctica de imponer “vías de desarrollo” a otros países.

Este viernes tras reunirse con la canciller de Alemania, Angela Merkel en Moscú, el mandatario indicó que los talibanes controlan totalmente Afganistán.

Lo que calificó como «una realidad a partir de la que hay que actuar para no permitir la desintegración del Estado afgano».

El presidente Putin señaló sin mencionar a los Estados Unidos, que se debe de acabar con la imposición de “valores ajenos”.

LEER MÁS:  Niño de 5 años muere por disparo en grabación de video de adolescentes

“Hay que poner fin a la política irresponsable de imposición de valores ajenos desde afuera, a las ambiciones de construir democracia en otros países según moldes ajenos sin considerar las peculiaridades históricas, nacionales, religiosas e ignorando completamente las tradiciones de estos pueblos”.

Por lo que, el mandatario ruso indicó que Moscú está interesada en que la situación de Afganistán sea buena.

Sin embargo, señaló que por el momento “no lo es”, pero señaló que mantiene la esperanza de que el nuevo poder garantice la seguridad.

Además, Putin señaló que se debe de impedir la infiltración de terroristas en los países vecinos de Afganistán que podrían hacerse pasar como “refugiados”.

LEER MÁS:  Niño de 5 años muere por disparo en grabación de video de adolescentes

La situación en Afganistán es complicada desde que el domingo los talibanes tomaron el control de la capital, Kabul.

Lo que provocó que muchas personas intentaran escapar del país, al tiempo que las tropas estadounidenses preparan su completa retirada del país.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió que antes del próximo 11 de septiembre los militares estadounidenses abandonen el país, tras 20 años de ocupación.