Rebelión popular en Indonesia contra aumento al precio de gasolinas

Aumenta hasta 30% precios de combustibles en Indonesia. Movilización de Sindicalistas, estudiantes, agricultores, pescadores, maestros y trabajadores

Fuertes movilizaciones en Indonesia contra aumento al precio de gasolinas

Regeneración, 6 de septiembre de 2022. Cientos de ciudadanos se manifestaron este martes en varias partes de Indonesia exigiendo que las autoridades cancelen los aumentos en el precio de los combustibles.

Así RT señala que sindicalistas, estudiantes, agricultores, pescadores, maestros temporales y trabajadores domésticos se reunieron frente a las oficinas del Parlamento en Yakarta, la capital del país.

Así como ante las oficinas de los gobernadores provinciales, para mostrar su descontento ante el aumento del 30% en los combustibles anunciado el sábado pasado por el presidente Joko Widodo.

LEER MÁS:  ¿Quién se 'pasó se rosca' con los precios de las gasolinas? Te decimos

Según Said Iqbal, presidente de la Confederación de Sindicatos de Indonesia, citado por AP, los manifestantes también pidieron un aumento del salario mínimo para el próximo año.

Por otra parte, advierte que las protestas son solo el comienzo y que continuarán hasta diciembre.

Huelga

Además, los trabajadores de Indonesia amenazaron con una huelga general si no se cumplen sus demandas.

Asimismo, se convocaron movilizaciones en los alrededores de Yakarta y en las ciudades de Surabaya, Makassar, Kendari, Banda Aceh y Yogyakarta.

Por su parte, en Makassar, la capital de la provincia de Célebes Meridional, decenas de estudiantes que se congregaron el lunes y martes dijeron que el incremento afectará especialmente a los más vulnerables.

LEER MÁS:  Al menos 20 muertos por represión en Irán, continúan protestas por velo

Esto es los que no se han recuperado por completo del impacto de la pandemia del COVID-19.

Gobierno

Por otra parte se señala la crisis energética mundial que empezó tras el inicio de la operación especial militar rusa en Ucrania.

Así como la implementación de sanciones occidentales contra Rusia empeora la situación económica en el país asiático.

Además de la depreciación de la rupia indonesia, llevaron a las autoridades de Yakarta a elevar los subsidios a la energía hasta más de 34,000 millones de dólares del presupuesto original.

Sin embargo, este incremento demostró no ser suficiente y el Gobierno optó por subir los precios en lugar de seguir alimentando los subsidios.

Por ello, los precios de la gasolina subieron de 51 centavos a 67 centavos por litro y los del combustible diésel de 35 centavos a 46 centavos.

El presidente Widodo anunció que las autoridades querían que «los precios nacionales del combustible siguieran siendo asequibles».

Sin embargo el presupuesto para los subsidios ya se había triplicado en comparación con la previsión inicial.

Y es que según el mandatario, aumentar los precios era la «última opción» del Gobierno.