Desde 2017 Andrés Manuel López advirtió que Odebrecht recibió contratos por cinco mil millones de dólares en los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Tentáculos de Odebrecht alcanzan al grupo de Felipe Calderón

Regeneración, 26 de agosto de 2021. Durante una gira por San Luis Potosí en 2017, Andrés Manuel López Obrador aseveró que el gobierno de Felipe Calderón entregó contrato a Odebrecht para reconfigurar, entre otras cosas, la refinería de Minatitlán. Incluso, ya hablaba de los “moches” que implicó entregar esas obras.

Entonces, indicó que, con Felipe Calderón, Odebrecht construyó una planta de polietileno en Nanchital, Veracruz, y en el acuerdo se comprometía a Pemex a entregarle a la empresa brasileña a precios preferenciales de gas etano, es decir, materia prima para hacer los polietilenos.

Imputaciones a Carlos Treviño

Ahora se sabe que un grupo de legisladores recibió sobornos para aprobar la reforma energética de Enrique Peña Nieto; destacan las imputaciones contra el panista Ricardo Anaya y el último director de Pemex durante el gobierno del PRI, Carlos Treviño.

LEER MÁS:  Agronitrogenados se compró a Ancira durante el Pacto contra México: AMLO

Treviño también trabajó en el sexenio del presidente Felipe Calderón, y es blanco de las acusaciones de Emilio Lozoya como operador de otra red de sobornos de la filial mexicana de Odebrecht, Braskem, durante los años 2010 a 2012.

Antes de ser nombrado director de Pemex en noviembre de 2017, Treviño trabajó durante los dos gobiernos panistas, pasando por las secretarías de Energía, Hacienda y Economía.

Su entrada en la petrolera llega con Calderón, primero como director de Finanzas y luego como director de Administración.

AMLO lo anticipó

Y ahora, tal como lo dijo López Obrador, Lozoya lo acusa de corrupción detrás de la venta de gas etano de Pemex a Braskem con un descuento del 25 por ciento sobre el precio de mercado a cambio de sobornos millonarios.

LEER MÁS:  Lozoya no tiene acuerdo con la Presidencia de la República: Segob

Lozoya declaró en agosto de 2020 que el director de Odebrecht en México, Luis Weyll,
entregó por medio de la filial Braskem sobornos en los años 2010 y 2012, es decir durante la administración de Felipe Calderón.

Además, Lozoya acusa a los entonces secretarios de Hacienda, Ernesto Cordero y de Energía, Jose Antonio Meade. El exdirector de Pemex reiteró en su denuncia que “se le entregó dinero tanto a Carlos Treviño Medina como a Ernesto Cordero”.

Así, las acusaciones de Lozoya llegan al grupo de trabajo de Felipe Calderón.

Eres un «chueco e hipócrita», le responde AMLO a Anaya