UIF congela cuentas de Mario Marín, Kamel Nacif y Karam Beltrán

La UIF solicitó al sistema bancario congelar las cuentas de Mario Marín, Kamel Nacif y Hugo Adolfo Karam 

Regeneración, 22 de marzo de 2020. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) solicitó al sistema bancario congelar las cuentas de Mario Marín, exgobernador de Puebla.

Así como del empresario textilero Kamel Nacif, y de Hugo Adolfo Karam Beltrán, ex subsecretario de Seguridad Pública de Puebla, ambos prófugos de la justicia por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

La UIF, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), presentará una denuncia por delitos fiscales y presunto lavado.

Además se espera que la medida ayude a las autoridades a cumplimentar las órdenes de aprehensión vigentes por los ataques a la periodista.

Las solicitudes fueron enviadas a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que a su vez pidió a las instituciones bancarias informar las cuentas y montos vinculados a los presuntos criminales.

Las primeras investigaciones arrojan que Mario Marín es titular de cuentas en Banorte, HSBC, Seguros Comercial América, Mifel y Santander.

LEER MÁS:  Banco de Bienestar alerta fraude por mensajes, no proporcione datos
Congelar cuentas de familiares

Las autoridades también solicitaron congelar cuentas de miembros de la familia del exgobernador que le acercan recursos para mantenerse prófugo.

En este sentido, mantienen la hipótesis de que el exgobernador se encuentra en Puebla, en zonas alta plusvalía.

El Rey de la Mezclilla”

Respecto al empresario textilero Kamel Nacif, conocido como “El Rey de la Mezclilla”, las autoridades solicitaron congelar el acceso a cuentas donde es titular y de su círculo familiar.

Además de las 12 empresas donde figura como representante legal o ‘tercero relacionado’.

La UIF detectó cuentas a Hugo Adolfo Karam Beltrán, ex subsecretario de Seguridad Pública de Puebla, en BBVA, HSBC y Santander.

Lydia Cacho

En 2005, Kamel Nacif, pidió a los exfuncionarios de Puebla detener a la periodista Lydia Cacho en Quintana Roo en represalia por exhibir su participación en una red de pederastía en el libro “Los Demonios del Edén”.

Mediante una llamada telefónica a finales de 2005, Kamel Nacif agradeció a Mario Marín su intervención y le ofreció enviarle dos botellas “bellísimas” de coñac.

LEER MÁS:  Banco de Bienestar alerta fraude por mensajes, no proporcione datos

El entonces gobernador le dijo: “acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja [email protected]*+%[email protected] Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad, y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad”.

Artículo 19 informó en un comunicado que hay procesos judiciales contra cinco policías judiciales (hoy ministeriales) del estado de Puebla, uno del estado de Quintana Roo, el ex director de la policía judicial de Puebla, Adolfo Karam; el ex gobernador del mismo estado, Mario Marín Torres; y el empresario textilero Kamel Nacif.

Han pasado 15 años y Lýdia Cacho sigue buscando justicia en tribunales locales, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos e instancias de la ONU, sin que los principales acusados hayan llegado tras la rejas para que se haga justicia.

 

Con información de: Aristegui Noticias