AMLO: ‘El deporte es fundamental… es medicina preventiva’

Algunos de los beneficios a la salud de una vida con actividad física son; la mejora del estado cardiorrespiratorio y muscular, los biomarcadores cardiovasculares y metabólicos, la reducción de riesgo de tener accidentes cerebrovasculares

Por: Datse Velázquez Quintero

Actividad deportiva, de alto rendimiento y béisbol, prioridades en plan deportivo de AMLO

Regeneración, 18 de febrero del 2019.-El pasado 27 de enero del año en curso, el mandatario Andrés Manuel López Obrador se dirigió al pueblo de Guasave, Sinaloa para confirmar que durante su mandato fomentará la práctica del béisbol en la región con el propósito de que para 2024 entre sesenta y ochenta mexicanos se encuentren jugando en las grandes ligas. Durante su discurso, él mismo señaló que en nuestro país existen otras necesidades cuya resolución es apremiante, a lo que cabe preguntarnos si el impulso al deporte puede ser útil para generar bienestar en nuestro país.

LEER MÁS:  El PRI hunde al PRI: la simulación democrática que sumerge al partido

En el 2015, cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio a conocer los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) se sostuvo que una de las herramientas eficaces para alcanzar la paz, y para lograr el cumplimiento del Objetivo 3 (Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades), era el deporte, pues se había notado una correlación entre el aumento de las enfermedades no transmisibles y el descenso de la actividad física.

Si tomamos en cuenta que según el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en México el 70% de los mexicanos tiene sobrepeso y una tercera parte padece obesidad, invertir en deporte como parte de una estrategia de prevención de enfermedades, parece ser una idea viable. Algunos de los beneficios a la salud de una vida con actividad física son; la mejora del estado cardiorrespiratorio y muscular, los biomarcadores cardiovasculares y metabólicos, la reducción de riesgo de tener accidentes cerebrovasculares, además del impacto positivo sobre factores emocionales.

LEER MÁS:  AMLO: Aumentará 40 mil millones presupuesto para salud

Sin embargo, vale la pena recalcar que de acuerdo con los datos de la publicación del Banco Interamericano para el Desarrollo (BID), Deporte para el desarrollo, en América Latina y el Caribe la población con menores ingresos económicos y menor nivel de escolarización, es la que tiene menos acceso a las prácticas deportivas. Del mismo modo, al analiza el factor de género, los resultados apuntan a que las mujeres realizan menos actividad física que los hombres.

Ante este panorama, el refrendar el compromiso de promover el deporte, además de vincularse al tema de salud, debe estar enfocado a incentivar el estrechamiento de la diferencia de oportunidades entre quienes pueden practicarlo y los que no. Si bien, hoy en día desde el nivel básico escolar se contempla a la educación física como parte del programa educativo, uno de los retos es pasar del ámbito educativo al de la vida cotidiana y a la profesionalización de deportistas de alto rendimiento mediante la apertura de espacios que posibiliten la práctica deportiva.

LEER MÁS:  El Cristo cósmico y los muchos “Cristos” en la historia
cargando...