Juez le niega otro amparo a la mamá de Emilio Lozoya

Juez consideró que a la mamá de Lozoya se le han respetado derechos y hay elementos suficientes para procesarla por lavado de dinero y asociación delictuosa

Juez niega otro amparo a mamá de Lozoya
Juez niega otro amparo a mamá de Lozoya

Regeneración, 13 de marzo del 2020. Juez Distrito de Amparo Penal negó amparo para cancelar el proceso contra Gilda Margarita Austin, por los depósitos de 7.4 millones de pesos.

Dichos depósitos se los hizo su hijo Emilio Lozoya desde una cuenta relacionada con los sobornos de Odebrecht.

La juez Sandra Leticia Robledo Magaña, Juez Primero de Distrito de Amparo Penal en la Ciudad de México, le negó la protección de la justicia contra la vinculación a proceso.

Misma que fue dictada el 2 de noviembre pasado por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

En este sentido la juez negó el amparo porque el proceso no viola sus garantías constitucionales.

Además existen los elementos suficientes en su contra y además consideró que se le ha respetado su presunción de inocencia y las formalidades legales.

«El Juez responsable (…) emitió (la vinculación a proceso) al estimar que existen datos de prueba idóneos, pertinentes y suficientes, hasta ese momento procesal…»

«…, de los cuales se desprende la existencia de un hecho considerado por la ley como delito y la probabilidad…»

«…de que Gilda Margarita Austin y Solís o Gilda Susana Agustín de Lozoya lo cometió», dijo la juez Robledo.

LEER MÁS:  Ayotzinapa, investigación abierta, queremos saber la verdad: AMLO

Gilda Austin, procesada por un juez de control del Reclusorio Norte, se encuentra sujeta a arraigo domiciliario y vigilada las 24 horas por elementos federales.


24 de septiembre del 2020: Juez desestima pruebas para amparo de madre de Lozoya

Amparo. Gilda Margarita Austin y Solís busca evitar la aprehensión en el juicio de garantías que tramitó dentro del caso Odebrecht

Gilda Margarita Austin y Solís, mamá de Emilio Lozoya, busca protegerse de la orden de aprehensión

Regeneración, 24 de septiembre de 2019. Un juez federal desechó las pruebas que ofreció Gilda Margarita Austin y Solís, mamá de Emilio Lozoya, en el amparo con el que busca protegerse de la orden de aprehensión.

Austin y Solís busca evitar la aprehensión en su contra por el delito de lavado de dinero y asociación delictuosa.

El juez Primero de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México dictó un acuerdo en el que desestimó las pruebas que Gilda Margarita Austin y Solís acompañó a su ampliación de demanda.

Esto dentro del juicio de garantías que tramitó para que no la aprehendieran por el caso Odebrecht.

Resolución a plazo ampliado
Además, aplazó el dictado de resolución en el amparo para el próximo 14 de octubre por lo que la suspensión que le fue concedida en el juicio permanece vigente.
Dicha suspensión consiste en que, cuando la mamá de Emilio Lozoya regrese a México, deberá comparecer ante el Juez Primero de Distrito de Amparo.
En ese punto, el juez mencionado va a determinar si puede o no ser detenida.
A Gilda Margarita Austin y Solís la detuvieron el pasado 24 de julio por agentes de la Policía de Alemania adscritos a Interpol.

Habría recibido dinero
La sospechosa se encontraba de vacaciones en la isla de Juist, y la detuvieron en cumplimiento a la orden de aprehensión emitida por un juez «lavado» de dinero y asociación delictuosa en el caso Odebrecht.

LEER MÁS:  Cuidadoso retorno para mejorar economía popular, los que viven dia a dia

A Austin y Solís se le vinculó con dicho caso por recibir dinero en una cuenta bancaria de la que el único beneficiario era el exdirector de Pemex.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el 22 de noviembre de 2012 recibió de la empresa Tochos Holdigns Limited, ligada a su familia, 185 mil dólares.

El dinero lo utilizó supuestamente Marielle Helene Eckes, esposa de Lozoya para comprar una residencia en Ixtapa, Guerrero.

El inmueble tuvo un costo de un millón 900 mil dólares.

Se presume que los 185 mil dólares forman parte de los 10.5 millones de dólares que la Constructora brasileña Odebrecht entregó a Emilio Lozoya a cambio de contratos con Petróleos Mexicanos.