Compartir

Entre el 2016 y hasta el 2018, al menos 25 pipas de Pemex fueron robadas para transportar el combustible robado.

 

Regeneración, 05 de noviembre de 2018.- Además de los millones de pesos en combustible que son robados por el crimen organizado, también se han registrado robos de pipas para transportar los líquidos.

Entre 2016 y agosto de 2018, grupos delincuenciales han despojado de 25 pipas para transportar gasolinas y diésel.

Si se toma en cuenta que cada camión-tanque puede transportar alrededor de 40 mil litros de productos refinados, que cuestan 180 mil dólares, la petrolera perdió 4.5 millones de dólares en dos años ocho meses.

LEER MÁS:  Pemex y Sener estarán a cargo de la construcción de la refinería de Dos Bocas

En 2016, los auto-tanques robados fueron cinco; para el 2017, fueron 11 los camiones robados; y los primeros ocho meses de este año, el crimen se apropió de 9 unidades más, lo que pone de manifiesto que los robos van en aumento.

Para este año, los robos podrían acumular 12 o 13 unidades de transportación, indicó un funcionario de la petrolera.

Fuentes de El Universal, aseguran que los robos se dan mientras circulan por las carreteras o avenidas principales de ciudades.

“El robo ha aumentado también en la forma en que lo ejecutan, muchas veces con mayor lujo de violencia, aunque afortunadamente no ha habido pérdidas de vidas que lamentar”, dijeron.

LEER MÁS:  Reportan explosión en ducto petrolero de Chiapas

Según la nota, muy pocas veces el combustible robado es recuperado, pues se vende en el mercado negro o en gasolineras coludidas; pero en el caso de las pipas, a veces sí sin recuperadas.

“Algunas veces llega a redimir las unidades, pero con muchas piezas mecánicas o de motor faltantes o sin llantas, que son las partes más fáciles de colocar en el mercado negro”, indica el texto.

Las operaciones de robo de auto-tanques, se centran en la región centro, estados como Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Estado de México, Morelos y Ciudad de México, donde se distribuyen 36.5 millones de litros diarios, lo que es una gran atractivo para los grupos criminales.

LEER MÁS:  PEMEX recuperará capacidad productiva sin contraer más deuda.

Pemex, sin embargo, no sólo tiene pérdidas por el robo de combustible, también les roban herramientas y componentes de plataformas petroleras: hidrantes, baterías, extinguidores, cables de máquina de soldar, extensiones, herramientas, módulos de seguridad de pozos, válvulas, maletas de equipos de reparación, chalecos salvavidas, balsa salvavidas, monitores, tableros de control, bombas, baterías de alumbrado de helipuertos, puertas de acero, cabinas de adquisición de datos, paneles solares y hasta partes metálicas de helipuertos.

Igualmente cables, herramientas, equipos, uniformes, cascos, antenas y equipos de comunicación digital.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook