Por Melissa Cornejo

RegeneraciónMx.-La localidad de Temacapulín se encuentra en el municipio de Cañadas de Obregón, en la región de Los Altos de Jalisco. Hace 16 años comenzó su resistencia contra el proyecto de la presa El Zapotillo, pues además de que les fue impuesto y nunca les pidieron su opinión al respecto, la construcción de la presa tendría fatídicas consecuencias, ya que se inundaría esa localidad y dos más: Acasico y Palmarejo.

Los vecinos y activistas que se oponen a la construcción de la presa, han denunciado los atropellos y abusos del Gobierno, que como única solución les ha ofrecido reubicarlos, lo que se traduciría a dejar sus tierras, su vida y hasta sus muertos que se encuentran en el panteón municipal.

Desde el comienzo de su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha reunido con los vecinos de estas tres localidades en distintas ocasiones con el propósito de establecer un diálogo circular para llegar a una solución favorable para todas las partes. Fue tan sólo el pasado 14 de agosto que, en una de estas reuniones, se comprometió a construir la presa con una cortina de 80 metros y un sistema de compuertas para controlar los escurrimientos. Este domingo 10 de octubre, el presidente cumplió su palabra de tomar en cuenta la opinión de los vecinos y regresó a la localidad de Temacapulín para escuchar la contrapropuesta que le presentaron.

LEER MÁS:  Video: Mia Khalifa probó el chocolate mexicano; fans enloquecen

Por su parte, Enrique Alfaro —que no estuvo presente en la reunión anterior, y que en esta asamblea sólo atinó a decir que desconocía a los grupos técnicos y activistas— fue recibido con abucheos por parte de los que se encontraban ahí reunidos, a lo que el presidente respondió con la solicitud de que respetaran al gobernador, pues el principio de la buena política es el amor al prójimo.

La lectura es muy simple: cada uno da lo que tiene, y como dijo el primer mandatario: amor con amor se paga. Si Andrés Manuel López Obrador es recibido con respeto, no es casualidad: él ha demostrado respeto por los pobladores y por su historia, pues sabe que buscar la preservación de sus tierras es cuestión de humanidad y lo asume como un compromiso moral.

LEER MÁS:  “Suposición” el reportaje de hijo de AMLO y Sembrando Vida, declaran sus autores

Alfaro, como siempre, demostró enfado y decepción después de la reunión, pues considera una pérdida de tiempo escuchar a los vecinos que, según dice, no saben lo que es mejor para sus localidades.

A día de hoy, una cosa es muy clara: Temacapulín vive, no gracias al gobierno estatal, sino a pesar de él.

Sigue a Melissa en Twitter como @melishcs