En 2018, AMLO fue el político más afectado por Fake News

Investigadores detectaron que sí hubo un equipo que operó para generar desinformación, principalmente, contra Andrés Manuel López Obrador

Regeneración, 28 de noviembre del 2019. En el proceso electoral del año pasado, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue el más afectado por las fake news (noticias falsas) en redes sociales.

Pero también Ricardo Anaya y José Antonio Meade sufrieron algún impacto, concluyeron académicos y estudiantes de distintas universidades del país en el libro “Agenda Sociodigital de la Campaña Presidencial 2018”.

El investigador de la Universidad Panamericana y coordinador del proyecto, José Luis López Aguirre, explicó que el libro, cuya primera presentación se realizará en enero en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), campus Torreón, se divide en tres líneas:

El estudio del logos, pathos y ethos de los discursos de los candidatos; las emociones que utilizaron para conectar con la audiencia; y las fake news mediante la revisión de las noticias que analizó la iniciativa Verificado 2018.

López Aguirre explicó que se trata de un proyecto multidisciplinario e interinstitucional en el que participaron 10 docentes y unos 50 estudiantes de las universidades Panamericana, Autónoma de Baja California, Autónoma de Coahuila, Nacional Autónoma de México e Intercontinental.

LEER MÁS:  AMLO propone consultar a todas las partes en el tema del outsourcing

Para elaborar el apartado de fake news, se analizó una muestra de 42 notas, sobre las cuales, concluyeron que en 54.76 por ciento el contenido era falso; los temas de verificación fueron política partidista (38.10 por ciento); debate y campaña electoral (23.81 por ciento); y participación ciudadana (9.52 por ciento).

FAKE NEWS CONTRA AMLO

El experto expuso que detectaron que sí hubo un equipo que operó para generar desinformación, principalmente, contra Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, también notaron que con la iniciativa Verificado 2018, en la que participaron más de 60 medios, organizaciones civiles y universidades en todo el país, los candidatos cuidaron más la información que declararon.

“Lo que es cierto es que ante el anuncio de que alguien estaba verificando contenido y señalando que era contenido falso, que eran rumores, que era contenido manipulado y engañoso, como que esta estrategia (de la desinformación) disminuyó porque estaban siendo verificados”, apuntó.

LOGOS, ETHOS Y PATHOS DE LOS CANDIDATOS

En uno de los apartados, los investigadores analizaron logos, ethos y pathos de los discursos que usaron José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya.

LEER MÁS:  AMLO: En 2020, la oposición no podrá revertir la 4T

En el logos, los principales tópicos fueron política partidista, debate y campaña electoral, nación/Estado y los temas guerra sucia y libertad de expresión, y concluyeron que ,en su mayoría, principalmente la crítica entre candidatos -y no sus propuestas- motivaron el debate público en este periodo.

Respecto al ethos, encontraron que José Antonio Meade mantuvo un discurso político combativo; López Obrador un ethos populista; y Ricardo Anaya uno egoísta y combativo con poca responsabilidad enunciativa.

El análisis destacó que fueron detectadas seis emociones en los discursos: felicidad, tristeza, miedo, sorpresa, enojo y asco; no obstante, fueron el enojo y la felicidad las que predominaron, lo que refleja una lectura de polarización durante proceso.

LEER MÁS:  INE debe ajustarse el cinturón como pedían al pueblo: AMLO

“Nos dimos cuenta que estamos viviendo un fenómeno que es la emocionalización de la sociedad occidental, como dice Manuel Castells, ahora los usuarios no atienden a la razón, sino a las emociones, y que un contenido, para que se vuelva viral en las redes, apela más a las emociones que a la razón”, explicó.

En ese sentido, fue López Obrador quien manejó una estrategia basada en las emociones, aunque realizó menos publicaciones y generó más interacciones; Ricardo Anaya, por el contrario, realizaba publicaciones con más propuestas racionales, pero sus interacciones eran muy pocas.

La UAdeC fue la encargada de imprimir los primeros 500 ejemplares, que cuentan con su ISBN. Será presentado entre enero y febrero de 2020 en todas las universidades que colaboraron en el proyecto.

cargando...