Piqué: ‘un independentista no está en contra de España, quieren tener su propio país, solo eso’

«No es mi caso, pero un independentista podría jugar en la selección, porque no hay selección catalana, no tienen nada contra España», dijo 

Regeneración, 4 de octubre del 2017.-El futbolista Gerard Piqué opinó este miércoles sobre los insultos y los abucheos que recibió el lunes en el entrenamiento de la Selección Española de Fútbol tras votar en el referéndum del 1-O. El central catalán aseguró que «recibir silbidos e insultos no es del agrado de nadie» y que «mediante el respeto y la coherencia puede llegar todo a buen puerto».

Piqué aclaró que votar en el referéndum y vestir la camiseta de la selección «no es incongruente». 

«Somos jugadores, pero ante todos somos personas. Entiendo a los futbolistas que no quieren hablar de política, porque es un marrón. Entiendo esa postura, te lo digo yo. También quiero que sean comprensivos conmigo. Somos personas antes de futbolistas. Tenemos problemas personales y familiares también», añadió.

LEER MÁS:  España acuerda extradición de Emilio Lozoya a México

Además dijo que «un independentista podría jugar en la selección española. Un independentista no está en contra de España. Hay muchos catalanes que quieren tener su propio país, solo eso»

El jugador dijo que no quiere dejar de participar con la Selección Española de Fútbol:

«Estoy convencido de que hay mucha gente en España en favor de que los catalanes puedan votar. Mi retirada es una cosa aparte. La opinión de la gente es muy diversa y cada uno puede opinar lo que le de la ganar. Creo que con diálogo se puede llegar a buen puerto. También me he planteado continuar después de Rusia 2018. Me quiero ir de la mejor manera posible y no por la puerta de atrás. Este equipo y la Federación son como de mi familia. Quiero continuar por todos ellos. Sé que hay gente que me va a silbar, pero quiero dar la vuelta a la situación».

LEER MÁS:  España acuerda extradición de Emilio Lozoya a México

Reiteró que en España hay «un problema político» que se debe solucionar con «diálogo».

Sobre el mensaje del Rey: «No escuché el mensaje y no porque no me interesara. Estábamos jugando a la pocha y no lo pude escuchar».

Vía MARCA