¿Vox está en contra de las mujeres?

¿Vox está en contra de las mujeres? Sus integrantes han reconocido públicamente, en diferentes ocasiones, que están en contra del feminismo. Te decimos algunos de sus argumentos.

Regeneración, 3 de septiembre del 2021. Vox, el partido político español de ultraderecha, ha estado en el ojo público mexicano y del presidente Andrés Manuel López Obrador por su reciente alianza con algunos senadores del Partido Acción Nacional (PAN) para detener «el avance del comunismo» en Latinoamérica y por sus declaraciones sobre la conquista de México-Tenochtitlan; pero ¿está en contra de las mujeres?

Vox afirma no estar en contra de las mujeres, pero sí incluye en su ideología elementos antifeministas. Sus integrantes han reconocido públicamente, en diferentes ocasiones, que están en contra del feminismo; pues no lo consideran un movimiento que reclame igualdad de derechos, sino «una vertiente ideológica radical que pretende discriminar a los hombres», de acuerdo con la periodista Irene Garrido.

El partido se define en su página oficial como un proyecto que busca defender España, la familia y la vida; así como el tamaño del Estado, garantizar la igualdad entre los españoles y «expulsar al gobierno» de la vida privada.

Un ejemplo de la postura del partido frente al feminismo es lo que que la portavoz adjunta de Vox en la Comisión de Igualdad del Congreso, Carla Toscano, dijo, el pasado 17 de agosto, sobre la preocupación de los funcionarios por el riesgo que corren las mujeres en Afganistán, tras el regreso de los talibanes.

Toscano sostuvo que cometieron «discriminación sangrante» al preocuparse por las mujeres afganas y no por los hombres que podrían ser ejecutados. La ultraderechista mencionó que estaba en desacuerdo con que se utilizara «el drama» del regreso del Talibán para hacer promoción del feminismo.

Vox en contra del 8M

Otro más, es la negativa de su presidente Santiago Abascal para que integrantes de Vox participen en las manifestaciones y actividades que se realizan cada 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

LEER MÁS:  Boletinan a diputado panista por violencia política de género en contra de Bertha Caraveo

Durante la conmemoración de la reivindicación de los derechos de las mujeres de este año, Vox sostuvo que propondría que el 8M fuera renombrado como Día Nacional de las Víctimas del Coronavirus.

Ese mismo día, el secretario general del partido de ultraderecha, Javier Ortega Smith, se rehusó a colocarse detrás de una pancarta que tenía escrita una frase contra la violencia de género en el Ayuntamiento de Madrid, capital del país Europeo, durante el minuto de silencio que los alcaldes municipales ofrecieron por el feminicidio de Mari Carmen.

El partido sostiene que la violencia machista no existe y que la violencia afecta por igual a hombres y mujeres.

Además, Vox intentó retirar el mural feminista de la artista Rigoberta Menchú que se encuentra en Ciudad Lineal, en enero pasado, porque opina que varias de las mujeres que aparecen no lo merecen. El 8 de marzo apareció vandalizado.

Las 12 propuestas que presentó Abascal en su programa electoral son, quizás, el ejemplo más evidente de la postura que el partido tiene sobre los derechos que han conquista las mujeres españolas.

¿Qué dicen las propuestas?

Vox incluyó 100 medidas «urgentes» en el programa electoral que presentó el 7 de octubre de 2018 y aseguró que resolverán los problemas que resultan «más preocupantes» para la ciudadanía.

El partido buscaba modificar la situación de las mujeres, que conforma el 52 por ciento de la población, con la implementación de 12 medidas. A continuación destacaremos algunas.

Supresión de cuotas de género y de la ley de violencia de género

Los ultraderechistas querían que se suprimieran las cuotas de género en las listas electorales y pidieron que cada partido las elabore de acuerdo a las demandas de sus militantes.

Las cuotas buscan fortalecer la equidad de representación y su eliminación podría provocar que se cree un gobierno integrado solo por hombres.

El partido ha insistido en derogar la ley de violencia de género y de cualquier norma que consideran que es discriminatoria de los hombres; los ultraderechistas propusieron en su ligar legislar la violencia intrafamiliar para que se proteja por igual a hombres, ancianos, mujeres e infantes. También plantearon perseguir denuncias falsas y proporcionar protección a los menores durante los procesos de divorcio; así como la supresión de asociaciones y organismo feministas.

LEER MÁS:  Cabeza de Vaca desesperado se lanza con todo contra Morena

Por lo que las mujeres que sean víctimas de violencia de género quedarían desprotegidas. Mientras que la eliminación de colectivas feministas que proporcionan ayuda legal, psicológica y económica supondría el abandono de la sociedad a mujeres, adolescentes, niñas y niños.

Penalización del aborto y cirugía de cambio de sexo

Vox solicitó la eliminación de las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud, como la reasignación de sexo y el aborto; pues no considera que sean derechos fundamentales de las mujeres, ni de otras personas.

Aunado a ello, apuntaron que las mujeres embarazadas deben contar con información veraz, asistencia y alternativas distintas al aborto. Por lo que se debe reformar la ley de adopción nacional.

Aumentar la natalidad

Vox propuso que las mujeres deben ser madres de más de tres hijos y la creación de un Ministerio de la familia. Para lo cual planteó la creación de una ley de protección a la familia «natural» que reconozca a la institución al interior del Estado. Igual que la entrega de cheques de servicio que subvencionen las necesidades básicas familiares, con bonificaciones proporcionales al número de integrantes.

En el programa definen como «familia natural» aquella en la que los padres sean una pareja heterosexual que pueden tener hijos de manera biológica.

Permiso de tutores de menores para recibir educación sexual 

De igual manera apoya la instauración del consentimiento de madres, padres o tutores de cualquier menor de edad para cualquier actividad relacionada con valores éticos, sociales, civiles, morales o sexuales. Por lo que las instituciones académicas necesitarán someter a aprobación los contenidos que enseñarán a los estudiantes, como los de educación sexual; con lo que se limita el derecho a la educación.